GRANADA, 17 (EUROPA PRESS)
La Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, la Asociación Gitana Anaquerando y Motril Acoge han suscrito un comunicado conjunto en el que critican la actuación del Ayuntamiento de Motril (Granada) en el desalojo y pago del billete a su país de los ciudadanos rumanos de un asentamiento chabolista ubicado en el barrio de los Álamos, que han calificado como una expulsión «disfrazada» por motivos étnicos.
El proceso, censuran, «en ningún momento ha estado acompañado de una actuación integral y coordinada por parte de los Servicios Sociales de Motril», que podrían haber articulado «alternativas» ante esta situación de precariedad en la vivienda.
Además, señalan que la aprobación del desalojo, la repatriación y el derribo del asentamiento ha estado marcado por una «falta de transparencia total», y muestran su preocupación por esta «expulsión encubierta debido al origen étnico de las personas afectadas».
«En la Década por la Inclusión de los Gitanos este tipo de actuaciones son inaceptables y fomentan las actitudes racistas y xenófobas. Además, violan los derechos humanos y dan continuidad a las inadmisibles expulsiones de personas rom (gitanas de Europa del Este) comenzadas por Francia, Gran Bretaña y Alemania», han indicado.
Las asociaciones han recordado asimismo las declaraciones efectuadas en el pleno municipal del 29 de octubre por el concejal Antonio Escámez, miembro del equipo de gobierno en Motril, en las que éste describía a los rumanos gitanos como «una raza itinerante a la que le gusta vivir en chabolas rodeados de perros, haciendo fuegos y alimentándose de la basura».
«Esperamos que no sean representativas del sentir de la coalición al poder en Motril», han confiado las firmantes, que han criticado que sus afirmaciones no hayan tenido ningún tipo de consecuencia política ni se hayan desmentido y que además se hayan visto «reforzadas» por la expulsión de las familias afectadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí