GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
La Delegación Provincial de Educación ha resuelto imponer una multa de casi 7.700 euros a la empresa de catering Ibagar que el pasado 13 de octubre sirvió un menú en el colegio Isabel La Católica de la Zubia (Granada) en el que se encontraron larvas de gusano, lo que considera una «falta muy grave» por «incumplir sus obligaciones esenciales de garantizar que las comidas lleguen a los alumnos en perfectas condiciones».
Educación basa su decisión en el informe que redactó la Delegación de Salud tras analizar las instalaciones de la empresa y el plato donde se encontraron las larvas, que resultaron ser de gorgojo del tocino, y que probablemente procedían de un hueso de jamón que se empleó para elaborar el potaje de judías en el que se hallaron los restos de este parásito, que no se considera dañino para la salud pero que sí provoca una degradación de los alimentos.
Así lo ha señalado a Europa Press la delegada provincial de Educación, Ana Gaméz, quien ha informado que la empresa de catering dispondrá a partir de ahora de diez días para alegar lo que estime oportuna ante la multa impuesta. Además, en el caso de que la empresa vuelva a ofrecer un mal servicio a algunos de los comedores a los que suministra los menús –en varios centros educativos de La Zubia y Gójar–, la administración procederá al rescate de la concesión.
El pasado viernes, Educación y los responsables de Ibagar se reunieron con las Asociaciones de Madres y Padres (Ampas) de los centros educativos en los que la empresa provee las comidas, acordando con las familias «en un clima de diálogo y con el objetivo de mejorar el servicio» que éstas participarían en la elaboración de los menús, y que podrían conocer desde sus instalacines todo el proceso de elaboración de los mismos desde que se cocinan hasta que son servidos en los centros educativos.
Asimismo, la Delegación se comprometió a «informar mejor» a los equipos directivos de los centros y a las Ampas de toda la provincia de los controles establecidos y de los menús para que los padres estén «tranquilos» con lo que sus hijos comen en los comedores de sus colegios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí