Durante todo el mes de noviembre, se llevan a cabo algunas muestras de lo mejor del Jazz dentro del 31 Festival Internacional de Jazz de Granada. Una de las más llamativas ha sido la llamaba Autobús del Jazz ya que ha acercado a las calles la experiencia de un concierto de este género musical.
Durante el sábado por la mañana un autobús descapotable recorrió las principales calles y plazas de la ciudad para trasmitir a los granadinos toda la pasión que ésta música requiere. Sin duda, los ciudadanos se tomaron con agrado dichas actuaciones siguiendo el ritmo de la Potato Head Jazz Band. Durante el recorrido hicieron algunas paradas en plazas como la de la fuente de las batallas, la plaza del Cármen, Plaza Nueva o El Triunfo, donde realizaron improvisados escenarios en la calle.
El jazz salió del teatro para acercarse a la gente, que sin duda es la verdadera fislosofía de este género musical, beber de la creatividad y la expresión del público, y sin duda lo encontró en las calles de la capital, con decenas de espectadores en cada puntos que olvidaban el ajetreo del sábado por la mañana para relajarse escuchando algunas canciones. Incluso una señora en la Plaza del Ayuntamiento comentaba «si fuera más joven y me diera menos vergúenza, sin duda me ponía ahí mismo a bailar».
Un ejemplo más de que cuando la cultura sale a la calle, es imparable.
Manuel J. Romero

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí