GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
El Centro Provincial de Drogodependencias (CPD), dependiente de la Diputación de Granada, ha registrado en lo que va de año un total de 2.222 personas (de las que 403 son nuevos casos) que reciben tratamiento por problemas con el alcohol, cantidad que representa un 29,95 por ciento del total de usuarios del centro y que supone asimismo un 3,8 por ciento menos que en 2009.
Así lo ha dado a conocer la vicepresidenta primera de la Diputación, Juana María Rodríguez Masa, quien ha mostrado su satisfacción por este descenso del número de usuarios y ha señalado que este dato refleja «el nivel de concienciación de la población», según ha dicho en una rueda de prensa celebrada con motivo del Día contra el Abuso de Alcohol, que tendrá lugar el próximo lunes, 15 de noviembre.
En su opinión, «el consumo abusivo y crónico del alcohol lleva al alcoholismo», que constituye «un problema grave que genera importantes trastornos en el comportamiento del individuo, afectando a su vida familiar, social y laboral, y que al mismo tiempo acarrea daños físicos irreversibles».
Por ese motivo, Rodríguez Masa ha hecho un llamamiento a las personas afectadas por este problema en el sentido de que se sometan a tratamiento, ya que «se puede salir de la dependencia», a la vez que ha enfatizado la conveniencia de aplicar medidas preventivas que eviten la caída en el alcoholismo.
Además, ha señalado que el alcohol sigue siendo «la droga que produce más problemas sanitarios y sociales» debido a los «altos costes económicos y sociales» que implica. Así, el 29,95 por ciento de los usuarios actuales del CPD reciben tratamiento por alcohol. Le siguen la cocaína (22 por ciento), heroína (15 por ciento) cannabis (13 por ciento) y tabaco (7 por ciento), además del juego patológico (4 por ciento).
El perfil de las personas que inician tratamiento por alcoholismo en el CPD incluye personas adultas que consumen de manera abusiva los fines de semana; personas jubiladas que experimentan un cambio en su vida laboral y, asimismo, adolescentes que llegan a perder el control sobre su conducta y caen por ello también en problemas judiciales. Además, también acuden al centro personas que tienen algún familiar alcohólico y que acuden a pedir ayuda porque la persona afectada no lo reconoce.
Para todas las personas afectadas, el CPD dispone de sesiones de terapia individuales y en grupo, todas las cuales se aplican de manera integral al comprender los aspectos relacionados con la salud orgánica, los psicológicos, los educativos y los sociales. En este sentido, el 64% de las personas que se han sometido a estos programas de terapia de grupo en los últimos años han recibido el alta, lo cual es una muestra de que «se puede salir» del alcoholismo, que tiene una de sus consecuencias sociales más graves en las situaciones de violencia en el ámbito doméstico.
Juana María Rodríguez Masa ha mostrado su satisfacción por el papel que desempeñan en esta lucha las distintas administraciones, ha subrayado la importancia de la coordinación entre las mismas y ha manifestado que «las medidas coercitivas y prohibitivas a veces no dan tantos resultados como la educación, la información e ir concienciando en valores».
El 1,7 por ciento de las personas que se inician en el consumo de alcohol en Andalucía tiene hasta 10 años; el 19,7 por ciento, entre 11 y 14 años; el 38,4 por ciento, de 15 a 17 años; el 29,7 por ciento, de 18 a 20 años, y el 10,5 por ciento, de 21 años en adelante, según el estudio «Los andaluces ante las drogas» de 2007. Las estadísticas por provincias presentan desviaciones mínimas en relación con dichos porcentajes.
En este contexto, el director del CPD, Antonio Torres, ha reclamado «que no se vea el alcohol como una bebida refrescante», ya que es «tóxica», y ha hecho un llamamiento a las familias en el sentido de, por ejemplo, «poner una jarra con agua a la hora de comer y dejar el alcohol como algo excepcional». De acuerdo con sus palabras, la prevención del alcoholismo debe empezar «desde la más tierna infancia» y afecta asimismo al sistema educativo, desde la educación primaria hasta el ámbito universitario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí