GRANADA, 12 (EUROPA PRESS)
Los trabajadores de Cespa, la empresa concesionaria del servicio de recogida de basuras en Ogíjares (Granada), han levantado el encierro que emprendieron el jueves en el Ayuntamiento de la localidad y lo han trasladado a los locales de la empresa para exigir soluciones al conflicto que les mantiene en huelga desde hace 18 días.
En declaraciones a Europa Press, el secretario provincial de Actividades Diversas de CCOO, José Sánchez Cano, ha informado de que los trabajadores se han encerrado este mediodía en los locales de Cespa para reclamar el pago de sus nóminas pendientes desde septiembre, de modo que, si las fuerzas del orden no lo impiden, pasarán la noche en la empresa.
Respecto al ofrecimiento del Ayuntamiento de Ogíjares de pagarles los sueldos atrasados «en el mismo momento en que se reincorporen a sus puestos», el sindicalista lo ha valorado positivamente, aunque matizó que, en principio, «los trabajadores no pueden recibir un dinero de alguien para el que no trabajan».
Además, «aunque lo hicieran no tendrían las nóminas», por lo que en principio la fórmula sería «ilegal», argumenta Cano. «Creemos que no habría ningún problema siempre que el dinero fuera acompañado por un informe de la Inspección de Trabajo que hiciera legal la operación», añadió el sindicalista que animó al Consistorio ha aceptar esta vía.
VERSIÓN MUNICIPAL
Esta medida del Ayuntamiento de Ogíjares de asumir subsidiariamente los salarios surge a raíz de que ingresara el miércoles pasado «66.882 euros a Cespa para que pudiera hacer frente al pago de las nóminas y poner fin al conflicto laboral».
Sin embargo, en la mañana de este viernes, un día después de que expirara el plazo de 24 horas para hacer efectivo el ingreso, la empresa comunicó al Consistorio que «sólo iba a saldar la deuda del mes de septiembre dejando impagado el de octubre».
«Cespa tiene que pagar dos mensualidades, pero sólo paga una, a pesar de contar con el dinero suficiente para seguir presionando a los empleados», argumenta la regidora de Ogíjares, Herminia Fornieles».
Asimismo, ha comunicado que el Ayuntamiento ha abierto varios expedientes sancionadores a la empresa por no pagar la nóminas y se ha puesto en contacto con la Inspección de Trabajo en varias ocasiones para solicitarle una actuación de oficio en este conflicto, aunque ha insistido en que son los trabajadores los que tienen la competencia para denunciar la situación ante el órgano laboral.
En cuanto a la acumulación de residuos sólidos urbanos en las vías, el Ayuntamiento informó de que los servicios mínimos no se están cumpliendo «con toda la intensidad que deberían», ya que los pesos registrados los lunes y jueves desde que comenzara la huelga son inferiores a los contabilizados normalmente, un hecho que los trabajadores achacan a la dificultad de recoger las bolsas de forma manual.
Respecto a la rescisión del contrato planteado por la concesionaria, la entidad local mantiene que antes debe llegarse a un acuerdo respecto a la deuda municipal en el servicio, ya que el informe de la interventora municipal la cifra en algo más de un millón de euros frente a los 1,8 millones que reclama Cespa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí