El director del Metro niega que las obras de esta infraestructura hayan provocado los daños en el inmueble
GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) procederá a la demolición «inminente» del edificio de la antigua estación de tren tras constatar que el inmueble se encuentra en estado de ruina y que no tiene ninguna declaración de especial protección. Así, prevé presentar en breve un proyecto de derribo al Ayuntamiento de Granada, que tendrá que otorgar la licencia de ejecución.
Según han informado a Europa Press fuentes de Adif, el edificio, situado junto a la zona de talleres y depósitos de locomotoras, en Villarejo, alberga actualmente oficinas con personal de la empresa pública dedicado al mantenimiento de infraestructuras y despachos con representantes sindicales, que tuvieron que ser desalojados al detectarse unas grietas posiblemente provocadas por las obras del Metro en la zona.
Posteriormente, Adif recibió un requerimiento del Ayuntamiento de Granada «instando» a que se procediera a la demolición del inmueble, tras lo que la empresa le consultó si el edificio contaba con algún tipo de protección.
Ante la respuesta negativa del Consistorio, Adif ha resuelto proceder a la elaboración de un proyecto de demolición del edificio, una decisión que ha recibido ya las críticas de la Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía, que considera que el edificio centenario, que albergó la que fuera estación de la Compañía de los Caminos de Hierro del sur de España, cuenta con un valor histórico «indudable».
Adif sin embargo recuerda a la Asociación que, si no consta ninguna declaración expresa de protección, puede procederse a su derribo, y que la obra no afectará a los talleres anexos de Renfe, que albergan una locomotora de vapor de 1902 y un remolque de los años 50.
Por su parte, el director del Metro, Francisco Ruiz Dávila, ha precisado a Europa Press que no fueron las obras de esta infraestructura las que provocaron las grietas en el edificio, ya muy deteriorado desde hacía dos años. «El edificio estaba ya en ruinas, nosotros lo que hemos hecho es tener cuidado a la hora de compactar en esa zona, sabiendo su estado. Es un tema que nos preocupa y por el que estamos teniendo exquisito cuidado en todos los tramos», ha explicado.
La Asociación Granadina de Amigos del Ferrocarril y el Tranvía defiende la recuperación del edificio según el proyecto original, de tamaño más reducido, sin los tejados actuales y con la marquesina original que se encuentra en la estación de Moreda, y aboga además por «su puesta en valor para uso cultural y recreativo de la ciudadanía».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí