El Ayuntamiento de Loja ultima estas semanas unos presupuestos, los del próximo 2011, que quieren, ante todo, ser más participativos que nunca. Por eso, el alcalde, Miguel Castellano, y el teniente-alcalde de Economía, José Manuel Vílchez, presentaban hoy sus objetivos para elaborar las cuentas municipales de los próximos doce meses, «que, aunque serán continuistas, porque pretenden ser austeros y realistas sin dejar de ser inversores y de estar atentos a las políticas sociales y de empleo como en los últimos años, quieren fomentar la participación de la sociedad, no sólo a través del Consejo Social, que se convocará antes y después de la aprobación del Presupuesto, sino a través de las sugerencias personales de cualquier ciudadano que quiera aportar algo» explicaba Vílchez.
El presupuesto, que incluye partidas tan significativas como las construcciones del Centro Deportivo Urbano y el Auditorio o la restauración del Teatro Imperial, será aprobado, como siempre es prioridad para el equipo de gobierno, en tiempo y forma. «De ahí que cada área ya esté preparando sus borradores lo mismo que hemos invitado a la oposición a que exponga sus ideas dentro de plazo» informó el edil.
Con el realismo de unos ingresos, los procedentes del Gobierno de España y del de la Junta, que no prometen grandes cifras, el Ayuntamiento afronta su presupuesto para 2011 con una idea clara: no se va a recurrir a nuevos créditos. «Es más -apuntó Castellano- eso nos va a posibilitar reducir deuda». Respecto a este tema, el alcalde lojeño recordó que en los once años y medio que lleva gobernando el actual equipo de gobierno «se ha subido a razón de millón de euros por año, puesto que ya había 8 millones del anterior mandato del PP, y que, por tanto, para hablar de deuda hay que hacerlo siendo sensatos y recordando los muchos más millones de inversión que se han hecho en este tiempo y el patrimonio que tiene el Ayuntamiento hoy y que antes no tenía».
Por otro lado, el primer edil aprovechó para tender la mano a la oposición y que animarles a presentar propuestas sobre las cuentas municipales, «porque a tenor de lo que han expuesto públicamente Leocadia Ruiz y su líder nacional parece que su política está encaminada a reducir trabajadores, servicios e inversiones».
En esta misma línea, el regidor reconoció que le «encantaría poder contar con la Sr. Ruiz» y que ella contara él, «con que quiero escuchar sus propuestas y no sus insultos» dijo. A juicio de Castellano, «esa actitud del PP y de CpL es la que echa de menos este equipo de gobierno, la del compromiso de sus políticos con la ciudad y con los ciudadanos». «No les pido que voten a favor del presupuesto pero que siquiera se abstengan, como hicimos nosotros cuando fuimos oposición, cuando incluso llegamos a salirnos de un pleno para que ellos tuvieran mayoría y sacaran su presupuesto adelante» concluyó el alcalde socialista.
Información facilitada por Ayuntamiento de Loja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí