El heredero de John Coltrane se subió al escenario con una banda que se lució durante el concierto, haciendo gala de una compenetración y sincronía fuera de toda regla, ya que , su actuación fue una enorme suite improvisada sobre la marcha y sin ningún parámetro previo establecido. Un viaje buscando la melodía aderezado con un inexplicable gusto por la exploración de nuevos sonidos, abriendo la mente y el alma al sonido, para sorpresa primero, y luego rendición incondicional de los espectadores que llenaron (sus entradas se agotaron a las pocas horas de ponerse la venta) el Teatro Isabel. No hubo nada previsto en el concierto, tampoco de encuentro coyuntural, volaron sueltos y libres pirueteando con ese sexto sentido que les permite mantener la formación aun cuando se muevan por pasillos sonoros diferentes, tocándose de vez en cuando en arreglos pactados. Creatividad y control a partes iguales. También los tres han prescindido de la vacua pirotecnia tanto como de una excesiva introversión, y salvo en cuando las no-piezas entraban en crisis hicieron gala de una relativa economía y de una gustosa extroversión, algo que, a pesar de la complejidad paisajística de lo escuchado, puso de pié al público: «¡qué barbaridad!» grito acertadamente uno espectador en una de las pausas.
A la formación fija que lleva en los últimos años, que tiene a gala no ensayar sino salir a tocar si red, se añadió la baterista Terry Lyne Carrington perfectamente encajada en un equipo ya casi de hermanos por el tiempo que llevan juntos. Se vaciaron en una primera pieza de una hora de duración sobre el material del disco «Beyond the Sound Barrier, antes de soltar lastre, aceptar aplausos, y enfilar los 120 minutos de concierto con otras dos de media hora. Un concierto monumental y complicado, apto para los buenos aficionados al jazz y algo refractario para los menos iniciados. Pero eso sí, irrepetible.
Información facilitada por XXXI Festival de Jazz de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí