SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)
El grupo popular en la Diputación ha ironizado este domingo con la propuesta de que, tras la inminente marcha de la obra del pintor de arte contemporáneo José Guerrero, el hasta ahora centro homónimo pase a denominarse Centro María Asunción Pérez Cotarelo, en reconocimiento a la «falta de apoyo que la diputada de IU ha mostrado hacia la cultura granadina».
«De este modo, se estaría reconociendo la lucha que esta política de IU, con el respaldo cómplice del presidente de la Diputación de Granada, Antonio Martínez Caler, ha mantenido para que la obra de Guerrero no se marche de Granada, eso sí anteponiendo los intereses partidistas y el férreo control de la institución provincial sobre la gestión de los cuadros y los deseos del propio artista», ha apuntado en un comunicado el portavoz del grupo popular en la Diputación, José Robles.
No obstante, Robles aventura que los granadinos «seguiremos asistiendo a los nuevos capítulos de Pérez Cotarelo en los medios de comunicación, cuando haya que definir el futuro del Centro José Guerrero».
«Nos parece excelente que los cuadros permanezcan en la ciudad, gracias al apoyo inestimable de CajaGranada, pero nos preguntamos qué futuro considera Caler que le espera al edificio sin albergar las obras del pintor que le dan nombre», manifiesta el portavoz del PP.
En este sentido, ha apelado al presidente de la Diputación para que, «una vez pasada la euforia de la foto confirmando con un apretón de manos que CajaGranada le echará un cable a la institución con los cuadros de José Guerrero, es el momento de volver al trabajo y aclarar qué va a pasar con el edificio de la calle Oficios», que hasta ahora se llamaba José Guerrero y cuyo futuro «se ha quedado en el limbo».
«A la sociedad cultural granadina no nos vale con que el museo de CajaGranada sea el futuro hogar de los cuadros de Guerrero sin que se nos dé una explicación coherente del uso que se va a dar al que hasta ahora era el Centro Guerrero de cara al turismo, programación cultural y bienes culturales de la Diputación de Granada. Y de momento no hemos escuchado respuesta ni por parte de Martínez Caler ni de María Asunción Pérez Cotarelo», incide.
En este sentido, ha señalado que «será por qué creen que con buscar nueva ubicación a los cuadros la polémica se da por zanjada, pero la institución provincial, gracias al PSOE y especialmente a la diputada de IU, pasará a la historia por basar las negociaciones con los herederos de Guerrero en imposiciones de fuerza y poder, con el único fin de no perder la cuota de control que sobre la obra han tenido en los últimos diez años».
En este sentido, ha criticado que Martínez Caler permanezca «mudo», confiando en que «amaine» la tormenta surgida en torno al Centro Guerrero. «Al presidente socialista no le ha gustado mucho que la sociedad cultural de nuestra ciudad haya puesto en duda sus verdaderas intenciones al defender las obras del pintor, porque Caler ha dado sobradas muestras de que la mano con la que dirige la Diputación tiene tintes partidistas, socialistas y, sobre todo, personalistas», concluye Robles.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí