El grupo popular de Alhendín se ha solidarizado con los empleados del Ayuntamiento de la localidad y ha denunciado que los trabajadores municipales no perciben sus nóminas con normalidad «y están a la merced de la voluntad del alcalde, que los tiene con el agua hasta el cuello, para poder cobrar en la primera semana del mes, como mínimo».
Según explicó Francisco Rodríguez, portavoz y candidato popular a la alcaldía de Alhendín, los retrasos en el pago de las nóminas y las deudas que el propio Ayuntamiento mantiene con sus trabajadores municipales se han agravado en los últimos meses. «Esta circunstancia no es nueva en el Consistorio, dado que los impagos en las nóminas se ha convertido en una práctica habitual del PSOE desde agosto de 2009», criticó.
El dirigente popular consideró que «los trabajadores del Ayuntamiento no pueden ser quienes sufran el derroche con el que el Partido Socialista ha estado gobernando en Alhendín desde hace tres años». «Si el alcalde socialista y su equipo de Gobierno han despilfarrado a manos llenas, que ahora sean ellos quienes se aprieten el cinturón y suden para pagar las deudas contraídas, pero que no jueguen con el futuro de los trabajadores», indicó Rodríguez.
El portavoz de los populares en Alhendín puso de manifiesto uno de los ejemplos de «gasto excesivo» del Ayuntamiento. «El alcalde socialista y su equipo de Gobierno mantienen como media de gastos en las fiestas patronales nada menos que 300.000 euros por año, que proceden directamente de los impuestos que religiosamente pagan los alhendinenses», expuso Rodríguez.
«Si tenemos en cuenta que la nómina de más del 70 por ciento de la plantilla del Ayuntamiento no supera los 1.000 euros, es comprensible la difícil situación que se les presenta a los trabajadores que no cobran en tiempo y forma, y que sufren graves perjuicios por no recibir el dinero que les corresponde por el trabajo realizado, como son hacer frente a los gastos de primera necesidad, como la hipoteca, luz o agua», adelantó.
Francisco Rodríguez confirmó que algunos trabajadores municipales están solicitando anticipos de la nómina que se les adeuda, «argumentando incluso que tienen que dar de comer a sus hijos». «Es normal que el concejal de Urbanismo, que cobra 42.000 euros al año, pueda esperar a cobrar el día 10 ó 15, pero el resto del personal del Ayuntamiento no tiene esa suerte», criticó.
Finalmente, Rodríguez recordó que desde que el PSOE llegó al gobierno en junio de 2007, además de todo lo que han ingresado, han gastado 1,2 millones de euros que el PP dejó en caja, casi 1 millón de euros en préstamos bancarios y han contraído una deuda de más de 4 millones de euros con los proveedores. El popular recriminó que la «herencia» que el PSOE va a dejar a Alhendín se traduce en «despilfarro, asfixia a las pequeñas y medianas empresas, y un maltrato económico hacia los empleados municipales».
Información facilitada por PP Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí