GRANADA, 06 (EUROPA PRESS)
La Policía Local de Granada ha detenido en lo que va de año a 62 personas por delitos contra la propiedad intelectual e industrial y ha retirado del mercado casi 60.000 productos falsificados de todo tipo, como ropa, música o cremas faciales, con un valor estimado de tres millones de euros.
En declaraciones a Europa Press, el concejal de Protección Ciudadana en el Ayuntamiento de Granada, Eduardo Moral (PP), informó de que la mayoría de la mercancía se ha incautado en la venta callejera, aunque en los últimos meses se han intensificando las acciones en los establecimientos que venden marcas falsificadas bajo la apariencia de tiendas «outlet».
Éste es caso de un comercio situado en la céntrica calle Zacatín que fue intervenido hace unas semanas en el marco de la llamada «Operación Tiburón». Los agentes decomisaron 594 prendas falsificadas de prestigiosas marcas internacionales que se ofertaban al consumidor a muy bajo precio porque supuestamente eran de temporadas pasadas, aunque en realidad estaban fabricadas en Turquía.
En esta ocasión, fue una de las marcas afectadas la que dio la voz de alarma tras tener conocimiento de que un comercio estaba vendiendo ropa con su firma pese a que en Granada se había dado la exclusividad a un único centro comercial de prestigio, según relató el concejal de Protección Ciudadana, quien precisó que el asunto ya está en manos de los juzgados.
En estos casos, los agentes tienen que actuar con rapidez en el proceso pericial para evitar que el dueño del establecimiento se deshaga de la mercancía. Así que, una vez advertidos del supuesto fraude, se dirigen a la tienda nada más abrir y compran unas cuantas prendas falsificadas que cotejan luego con la ropa auténtica mediante una serie de fórmulas que les facilitan las firmas, desde un logotipo oculto en la etiqueta hasta un cosido cruzado en los botones.
En total, este año se han decomisado más de 1.200 prendas textiles falsificadas, que se unen a los bolsos (1.900), gafas de sol (3792) y demás complementos a los que tiene acceso el consumidor a muy bajo precio.
Sólo en Granada, se estima que la puesta en venta de artículos falsificados de todo tipo ha provocado un quebranto económico a las empresas de 2,14 millones de euros en lo que va de año, además de «la estafa que supone para el consumidor».
De hecho, el algunos casos estas estafas pueden traspasar el delito contra la propiedad y atentar contra la integridad física de las personas que adquieren las falsificaciones, como es el caso de las gafas de sol o las cremas hidratantes, sector en el que este año también se han producido algunas incautaciones.
En contraposición, la presión policial a los vendedores ambulantes de música y películas ha propiciado un «notable descenso» en este delito, lo que ha rebajado las intervenciones en este campo a casi la mitad, pasando de las 48.469 de este año a las más de 77.000 de 2009, por lo que el edil se ha mostrado confiado en los pasos que se están dando para acabar con este delito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí