GUADIX (GRANADA), 06 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha desmantelado en Guadix (Granada) una banda que para robar a repartidores de paquetería utilizaba un inhibidor de frecuencias que hacían funcionar cuando el repartidor pretendía cerrar la puerta de la furgoneta. La puerta se quedaba abierta y aprovechaban para desvalijarla.
Tal y como ha informado la Benemérita en un comunicado, en esta operación han sido detenidas cuatro personas, tres hombres y una mujer de entre 25 y 30 años de edad, cuyo último domicilio conocido consta en Madrid, aunque actualmente residían en Benalúa, y que cuentan en su haber con numerosos antecedentes policiales.
Asimismo, la Guardia Civil ha relacionado a los detenidos hasta el momento con cuatro robos ocurridos durante la última semana en la comarca de Guadix. La investigación, no obstante, no ha concluido y no se descartan que sean algunos más.
En esta operación han sido recuperados 20 teléfonos móviles de alta gama; 33 tarjetas prepago de telefonía móvil; seis modem USB; un ordenador portátil; un jamón de pata negra; cinco embutidos ibéricos y ocho gafas de sol marca Ferrari presuntamente robados.
El «modus operandi» consistía en que los detenidos tras escoger a su víctima, que se trataba de algún repartidor de paquetería, la seguían hasta que se detenía para dejar algún paquete y justo cuando pretendía cerrar la puerta con el mando a distancia del vehículo, activaban el inhibidor de frecuencia y las puertas se quedaban abiertas, ya que normalmente el repartidor no comprobaba si la furgoneta se había quedado cerrada, puesto que daba por supuesto que sí. Así, aprovechando su ausencia y que la furgoneta estaba abierta, uno de los detenidos, que utilizaba ropa similar a la de los repartidores para así no llamar la atención, sustraía cuantos paquetes podía cargar.
Los detenidos fueron detectados el pasado miércoles a medio día en la localidad de Cogollos de Guadix, cuando se tuvo conocimiento de que tres individuos habían robado un paquete del interior de un vehículo de reparto de paquetería.
Tras el aviso, la Guardia Civil montó un dispositivo que permitió la localización del vehículo que ocupaban los presuntos ladrones a la altura de la avenida Medina Olmos de Guadix, en el que localizaron el paquete que acababan de robar en Cogollos de Guadix, que contenía un teléfono móvil; pero lo que más les llamó la atención fueron dos dispositivos inhibidores de frecuencias y una ganzúa.
Como durante la última semana se habían producido varios robos similares, la Guardia Civil inició una investigación que ha concluido con el descubrimiento del «modus operandi» descrito anteriormente, y con la localización de una casa cueva en la localidad de Benalúa, en donde los cuatro detenidos residían actualmente, y donde, tras un registro debidamente autorizado, los agentes encontraron numerosos efectos sustraídos en los otros tres robos que hasta el momento se han esclarecido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí