GRANADA, 05 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional de Granada ha detenido a un hombre que, tras desobedecer las indicaciones de los agentes policiales en un control rutinario de vehículos, se dio a la fuga acelerando con brusquedad y pudiendo haber arrollado a dos agentes que supieron reaccionar a tiempo.
De hecho, y según indica en un comunicado el Cuerpo Nacional de Policía, los agentes se percataron de que el vehículo se les venía encima y pudieron apartarse, de modo que sólo sufrieron magulladuras por la caída contra el suelo.
Ante este hecho inesperado, los agentes decidieron perseguir al fugado de forma ostensible, esto es, usando los medios acústicos y luminosos más visibles con el fin de avisar a los conductores y viandantes que circulaban por la vía.
Consiguieron darle alcance cinco minutos después, aunque el tiempo fue suficiente para comprobar que el individuo esquivaba en su huida varios semáforos y señales.
Una vez alcanzado, fue detenido y puesto a disposición de la autoridad judicial por estos hechos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí