El área de servicios Sociales del Ayuntamiento de Loja se ha propuesto estar más cerca de la problemática que tienen las personas sordas cuando deciden hacer cualquier trámite o hacerse entender en cualquier situación. Por eso, en colaboración con la Diputación y la Asociación de Personas Sordas de Granada (ASOGRA) ha puesto en marcha un servicio de interpretación que funcione desde las propias instalaciones municipales.
La intérprete, Irene Adamúz, dispone ya de un espacio en la antesala del Centro de la Mujer, en la última planta del Ayuntamiento de Loja, a donde pueden dirigirse las personas que requieran de sus servicios. Según las estimaciones del proyecto, serán 260 personas las beneficiarias de esta iniciativa, puesto que pretende ayudar a usuarios de toda la comarca y, además, atender las necesidades de los familiares de personas sordas, que a menudo requieren otro tipo de atención, en este caso aprender o perfeccionar el lenguaje de signos.
Y es que, como explican desde el área municipal, «el objetivo de este proyecto no es sólo mejorar la atención a personas con problemas de audición sino facilitar la comunicación con este colectivo y su completa integración social mediante cursos básicos para personal de entidades públicas, con objeto de que puedan atender a estos usuarios, y cursos avanzados para los muchos sordos y familiares de estos que, por edad y otras cuestiones, no han podido aprender esta forma de lenguaje», aseguran.
Además, con este proyecto, el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento lojeño se compromete a favorecer la difusión de ayudas y subvenciones a disposición de personas sordas y familiares en materia de prótesis, adaptación del hogar, etc.
Para la edil responsable de Asuntos Sociales, Josefa Jiménez, «no se trata sólo de responder a la demanda de la comunidad sorda sino de que todos seamos conscientes de su situación y seamos capaces de relacionarnos con ellos con calidad». Por su parte, para ASOGRA «es toda una satisfacción que se ponga en marcha este servicio pues supone un importante avance al facilitar, en muchos aspectos, la vida a las personas que padecen el problema auditivo».
A la hora de prestar sus servicios a las personas interesadas, se ha previsto un sistema de cita previa, y la realización de la traducción al lenguaje de signos se podrá efectuar, preferentemente entre las 9 y las 14 horas.Información facilitada por Ayuntamiento de Loja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí