GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
La Fiscalía de Granada pide cuatro años de prisión para dos acusados, un matrimonio que en 2007 gestionaba un chiringuito en Motril, de estafar a una trabajadora de la que obtuvieron ayuda económica ofreciéndole a cambio la concesión del 50 por ciento del negocio, aunque el traspaso no se realizó y ella debió pagar un préstamo derivado de la operación de 34.000 euros.
Según consta en el escrito de acusación del Ministerio Público, al que tuvo acceso Europa Press, fue en octubre de 2007 cuando los acusados, sabedores de que la trabajadora tenía un cuñado con poder adquisitivo, «le hicieron creer que estaban acuciados por las deudas» y que si no las afrontaban tendrían que cerrar el negocio y despedirla.
Así las cosas, le propusieron que se pusiera en contacto con su cuñado para que «atendiese al menos a la mitad de la deuda» ofreciéndole a cambio el 50 por ciento del negocio y el mantenimiento de su puesto de trabajo. «Fiada» de la viabilidad del negocio y dada la «relación cordial» que le unía a sus jefes, la trabajadora hizo lo que le habían pedido consiguiendo que su cuñado le ingresara a través de una sociedad de su propiedad 25.000 euros, de los cuales entregó 21.000 a los dos acusados.
Para finalizar de formalizar el acuerdo, en noviembre de 2007 se constituyó la mercantil, «IVAPIVA 2008, SL» que estaba destinada a la explotación del chiringuito y participada al 50 por ciento por la trabajadora y uno de los acusados.
Una vez liquidadas las deudas, y para devolver el dinero prestado a la sociedad del cuñado de la trabajadora, se contrató a través de «IVAPIVA 2008, SL» un préstamo por importe de 34.000 euros que fue avalado por ambos y también por el marido de la trabajadora, además de por uno de los acusados, aunque éste manifestó en la declaración de bienes que no tenía propiedad alguna.
Pese a que se cumplieron todos los trámites, el traspaso de la concesión del negocio nunca se formalizó y la trabajadora y su marido debieron satisfacer las cuotas del préstamo para evitar el embargo de sus bienes. Simultáneamente se enteraron de que la concesión del chiringuito se había transferido a una tercera persona ajena a estos hechos por valor de 153.253 euros.
El Ministerio Fiscal considera que estos hechos son constitutivos de un delito de estafa y pide para cada uno de los dos acusados cuatro años de prisión y una multa de 3.240 euros. Además pide que indemnicen a la trabajadora, conjuntamente y a partes iguales, en 34.000 euros.
El juicio está previsto que se celebre el 3 de noviembre en la Sección Primera de la Audiencia de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí