GRANADA, 1 (EUROPA PRESS)
El Centro de Recuperación de Especies Amenazadas (CREA) de El Blanqueo, en Granada, ha recibido al lince ibérico «Íbero» al que se someterá a un chequeo clínico sanitario para posteriormente proceder a su liberación en alguna de las zonas de reintroducción de esta especie contempladas en el Programa de Conservación del Lince Ibérico en Andalucía.
Así, el pasado 22 de octubre un equipo «Life» del programa de conservación trasladó desde Andújar (Jaén) a «Íbero», un ejemplar de lince ibérico de unos once kilogramos de peso y que se encuentra en perfecto estado de salud para que se le realicen los pertinentes exámenes médicos antes de volver a la naturaleza.
El delegado de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Aragón, ha visitado a «Íbero» para conocer la situación del lince de primera mano e interesarse por el trabajo que se realiza en el Centro de Recuperación de Especies Amenazadas con este ejemplar. Asimismo, el director del CREA de Granada, José María Irurita, estuvo explicando al responsable de Medio Ambiente las distintas pruebas que se le están realizando a Íbero, entre las que se incluye hacerles análisis para detectar posibles infecciones, vacunarlos contra la leucemia felina –habitual entre los gatos domésticos– y desparasitarlo. También explicó las rutina diaria y sus pautas de actividad concentradas normalmente en horas nocturnas y crepusculares.
Aragón visitó las instalaciones que el Centro de Recuperación ha remodelado para poder acoger con garantías a los linces ibéricos y con espacio suficiente para que se puedan mover y cazar, así como las cámaras de seguridad y todo el dispositivo sanitario montado para su correcto cuidado. Según el director del CREA, «estos animales precisan espacios amplios, con una zona a cielo abierto para correr y otra cerrada para descansar».
Respecto a la alimentación, «el lince caza al acecho. Se agazapa en zonas de matorral, se acerca sigilosamente a la presa y, en el último momento, da el salto y la captura. No la persigue a grandes distancias, por lo que las instalaciones del Centro de Recuperación están preparadas para que la cacería se parezca lo más posible a la que ocurre en el medio natural», apuntó Irurita.
NOVENO EJEMPLAR
«Íbero» es el noveno ejemplar de lince ibérico que es tratado en Granada desde que, en 2008, el CREA de Granada se incorporará al programa de recuperación de esta especie de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía. Algunos de los ejemplares que han pasado por Granada han tenido que ser tratados de lesiones o enfermedades sufridas en libertad, como heridas provocadas por otros linces o casos de ceguera que les impiden cazar, y otros, como «Íbero», para ser sometidos a chequeos médicos sanitarios previos a su liberación. En otro caso también se trasladó a un lince a Granada para que se le instalara el collar radioemisor, un sistema que permite realizar un exhaustivo seguimiento de algunos ejemplares.
El Centro de Recuperación de El Blanqueo ha tenido ocho linces procedentes de Sierra Morena (Jaén y Córdoba) y uno de Doñana. El delegado de Medio Ambiente quiso agradecer las numerosas ocasiones en la que la colaboración ciudadana «ha permitido llegar a tiempo para salvar una especie amenaza y devolverla a su hábitat o, si es imposible, cederla a centros especializados en educación ambiental».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí