GRANADA, 31 (EUROPA PRESS)
Las precipitaciones en forma de nieve han vuelto hacer acto de presencia en la estación invernal de Sierra Nevada, en Granada, acumulando en algunos puntos a 2.700 metros de altura entre cinco y diez centímetros de espesor, motivo que augura la previsión de apertura de pistas para finales de noviembre.
Según han indicado a Europa Press fuentes de la empresa que gestiona la estación de esquí, Cetursa S.A., en la mañana de este domingo han aparecido las nevadas de manera intermitente y en la zona de Pradollano, a unos 2.000 metros de altura, se ha registrado una capa de nieve sobre un par de centímetros.
Asimismo, en el aérea de Borreguiles, a 2.700 metros de altura, hay acumulado entre cinco y diez centímetros de espesor de nieve. Aunque estas precipitaciones han sido «intermitentes» y se han intercalado con granizo.
En cualquier caso, los operarios de pista preparan ya el acondicionamiento de Sierra Nevada de cara a la próxima temporada 2010-2011, por lo que recientemente han probado los cañones de producción de nieve en la pista de El Río para «ponerlos en funcionamiento cuando se den las circunstancias idóneas».
De este modo, la apertura de la estación de esquí y montaña de Sierra Nevada está prevista para el próximo 27 de noviembre y contará con nuevas infraestructuras, además de la presencia turística en los mercados internacionales, ya que se incorporará a las campañas que desarrolla la Consejería de Turismo, Comercio y Deporte de la Junta bajo la marca turística «Andalucía» en Portugal, Gran Bretaña, Irlanda o en los países nórdicos.
Entre las novedades para este año, presentadas por el consejero de Turismo, Luciano Alonso, destaca la redacción de un Plan de Movilidad para Pradollano, que acabe con la problemática de accesos en la urbanización, la creación de un nuevo parque de nieve para los amantes del snowboard y el freestyle, que permitirá además la ampliación de la zona para principiantes, la pista Universiada o la puesta en marcha para el próximo verano de una pista sintética.
Los «retos» a los que se enfrenta el espacio invernal para la nueva temporada, en la que Sierra Nevada ha contado con una inversión de la Junta de Andalucía de más de diez millones de euros, pasan por mejorar el área esquiable, el aumento de la seguridad y la calidad de pistas y servicios, y por una gestión «más eficiente».
La capacidad de transporte en el área familiar y de debutantes se verá reforzada gracias a una nueva alfombra transportadora que se situará junto a la actual de Borreguiles. Ambas, junto a la alfombra Dauro, serán cubiertas por túneles para garantizar su conservación y agilizar su puesta en marcha después de copiosas nevadas. Por otra parte, la estación contará con una nueva balsa de 92.600 metros cúbicos.
Por otro lado, Sierra Nevada ampliará la comercialización de su forfait universitario, «El Subidón universitario», con el que la pasada temporada se recaudaron más de 600.000 euros, y la extenderá a toda la comunidad universitaria española –hasta ahora era un producto especial ofertado para los jóvenes andaluces–.
LOS EMPRESARIOS CON «OPTIMISMO»
En otro orden de cosas, los empresarios de la estación de esquí «miran al cielo con optimismo» y confían en que las nieves caídas este mes sean el principio de una «buena temporada» donde la meteorología permita «romper récords de ocupación y calidad».
En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Empresarios de la Estación de Esquí, Carlos Pascual Morenilla, recordó que si bien el año pasado nevó en abundancia –se llegó a abrir el cien por cien del área esquiable–, la inestabilidad climatológica obligó al cierre del recinto en periodos de máxima afluencia, como el mes de diciembre y la segunda quincena de febrero, coincidiendo con el puente.
«Los últimos tres años han sido de los que más días cerrados y con mal tiempo recordamos desde hace 30 años, pero eso no es lo normal aquí», donde «hace buen tiempo y se puede esquiar con buenas temperaturas, así que confiamos en que este año vayan las cosas mejor», relata el empresario.
De hecho, en los establecimientos comerciales, hoteleros y de restauración de la estación de esquí «ya está todo el mundo trabajando» para la apertura de la temporada, prevista para el 27 de noviembre, y confían en que la promoción realizada en los últimos meses por el Gobierno andaluz dé sus frutos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí