GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La Delegación Provincial de Cultura sancionará económicamente al Ayuntamiento de Granada por ocasionar un deterioro en edificios históricos de la capital, como la Catedral o el antiguo Banco de España, al instalar anclajes para la colocación del toldos con motivo de la festividad del Corpus Christi.
Los técnicos están elaborando ya un informe sobre los daños causados y evaluando la gravedad de la actuación del Consistorio, que podría enfrentarse al pago de una multa de más de 300.000 euros por la vulneración de la Ley de Patrimonio Histórico, según ha explicado a Europa Press el delegado de Cultura, Pedro Benzal.
El documento será entregado además en una o dos semanas a la Fiscalía de Medio Ambiente, Urbanismo y Patrimonio Histórico, que ha solicitado a la Delegación información sobre los posibles daños en los edificios del Café Suizo, antiguo Banco de España, Edificio Consistorial y Catedral a consecuencia de la «inobservancia» del Ayuntamiento de las prevenciones en relación a la colocación de anclajes para toldos por si los hechos pudieran ser constitutivos de delito.
Todo, después de que el Ministerio Público haya archivado la denuncia que presentó el pasado mes de junio el Ayuntamiento de Granada contra Cultura por un posible «trato desigual» a la capital por la ideología de su equipo de gobierno, del PP, después de que la Delegación le instara a la retirada de los anclajes para los toldos, una solicitud que, según los denunciantes, no se realizaba en otras ciudades afines políticamente como Sevilla.
Para Benzal, una vez que la Fiscalía ha considerado que la Delegación actuó «ejerciendo las facultades que legalmente tiene encomendadas en orden a la conservación y protección del patrimonio histórico en la ciudad de Granada», el Ayuntamiento tiene una responsabilidad administrativa que debe asumir, por las «consecuencias» de su actuación en el patrimonio de la ciudad.
«De todas formas quiero dejar claro que la Consejería no está en contra de que se coloquen los toldos, sólo queremos que se haga en base a un proyecto y que no se ocasionen desperfectos tan delicados, porque la Catedral tiene ya hasta 80 agujeros hechos», ha asegurado el delegado, quien ha recordado que otras ciudades instalan los anclajes pero con el visto bueno de la Comisión Provincial de Patrimonio.
El delegado ha incidido en que no quiere «poner la zancadilla» al Ayuntamiento, y ha mostrado la disposición de la Delegación a ayudarle a elaborar un proyecto adecuado para que los toldos no provoquen deterioros en edificios catalogados. Además, confía en que el concejal de Cultura y promotor de la denuncia ahora archivada, Juan García Montero, haya «aprendido la lección» y pida al delegado disculpas «públicas» por sus «ofensas personales».
Tras conocerse el archivo de la denuncia, el PP reaccionó acusando a la Fiscalía de «doble vara de medir» a la hora de tratar asuntos, «según vengan de la mano del PP o del PSOE». El también portavoz del PP granadino, Juan García Montero, aseguró a través de un comunicado que «tanto el Ayuntamiento de Granada como el PP aceptan lo que dice la Fiscalía» consideró por otra parte «más que evidente el «control férreo del ejecutivo con la Fiscalía».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí