Las muertes por paro cardiorrespiratorio representan un problema de primera magnitud para la salud pública. Con el objetivo de mejorar la actuación de los bomberos de la Agencia Provincial de Extinción de Incendios, el personal sanitario del Equipo de Urgencias del Hospital de Baza imparte un programa de formación encaminado a actuar con rapidez y metodología en este tipo de episodios y llegado el caso salvar vidas.Con el objetivo de poder ofrecer ayuda especializada en un episodio de paro cardiorrespiratorio cuando no se pueda contar con la presencia de personal sanitario, veinticuatro profesionales en extinción de incendios de la provincia han asistido hoy a una jornada de formación en el Parque de Bomberos de Iznalloz en la que han trabajado con conceptos básicos como la prevención del paro cardíaco, la resucitación cardiopulmonar o la importancia del tiempo y de la desfibrilación precoz en la cadena de supervivencia.
El vicepresidente cuarto de la Diputación de Granada, José Entrena, ha asistido hoy a la inauguración del curso, donde ha dicho que esta formación persigue «tener unos bomberos lo mejor formados posible para poder actuar cuando sea necesario para salvar vidas humanas, que es lo que interesa y que es uno de los grandes objetivos de los bomberos de la APEI»
En este caso, se trata de enseñar a los bomberos «técnicas de uso del desfibrilador», un instrumento que «se ha puesto bastante de actualidad» a raíz de los episodios vividos en diversos acontecimientos deportivos y de las informaciones publicadas al respecto en los medios de comunicación, según ha señalado Entrena, que ha agradecido el trabajo realizado por el personal del Equipo de Urgencias del Hospital de Baza para la celebración de esta acción formativa.
Así, este curso enseña a saber reconocer una parada cardiorrespiratoria o a utilizar el desfibrilador externo, entre otros aspectos. Por su parte el director del curso, Serafín Moles, ha añadido que los bomberos deben conocer las técnicas de uso del desfibrilador porque «muchas veces son los primeros que actúan en las grandes catástrofes y, al saber utilizar este dispositivo, están capacitados para resolver una situación grave y para ayudar a que, en cuestión de segundos, tengamos con vida a las víctimas de un siniestro»
El resto de bomberos de la APEI recibirán esta formación el próximo día 3 de noviembre en el Parque de Bomberos de Huéscar.Información facilitada por Diputación de Granada

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí