Como ya ocurriera en los otros dos enlaces que se han celebrado en Montefrío en lo que va de año, la ceremonia tuvo lugar en el antiguo Convento de San Antonio, lugar elegido por la empresa de eventos nipona PSM Adventure (encargada de la organización de la boda) por ser «un marco emblemático y muy castizo».
Todos los ingredientes La ceremonia contó con todos los ingredientes que marca la tradición española: una novia vestida de blanco; un novio de chaqué; un cuarteto de cuerda que actuará durante el enlace, y puñados y puñados de arroz para lanzar a los novios y hasta un coche clásico en la puerta para recogerles.
En el banquete, celebrado en un restaurante tradicional de Montefrío, los recién casados pudieron degustar también muy españoles -como el jamón – o la tarta nupcial. Además, el Ayuntamiento les obsequió con varias botellas de aceite.
La alcaldesa de Montefrío, Remedios Gámez Muñoz, les entregó a los novios un certificado de agradecimiento por elegir la localidad para tal fin, y deseó a los recién casados «toda la felicidad del mundo en esta nueva etapa, y que regresen muchas veces a lo largo de su vida a este pueblo, porque aquí tendrán su casa». Información facilitada por Ayuntamiento de Montefrío

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí