El 27,9 por ciento de los incendios fueron intencionados
GRANADA, 21 (EUROPA PRESS)
La provincia de Granada ha registrado en 2010 la cifra más baja de incendios forestales y superficie quemada de los últimos diez años, con sólo 68 siniestros de los que 55 fueron conatos, esto es, calcinaron menos de una hectárea.
Así lo han dado a conocer la delegada del Gobierno andaluz en Granada, María José Sánchez, y el delegado de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Francisco Javier Aragón, durante una visita al Centro de Defensa Forestal de Sierra Nevada, donde han presentado la campaña de extinción de incendios 2010.
Sánchez se ha congratulado de las buenas cifras registradas en la presente campaña, ya que, según recordó, la media de los últimos diez años es de 113 incendios, frente a los 68 de esta campaña. De ellos, sólo 13 han sido mayores de una hectárea y dos de más de 10 hectáreas, por lo que no se ha registrado ningún siniestro de los considerados «grandes».
«Pero los mejores datos son los de superficie afectada, ya que también son, con diferencia, los más bajos de los últimos 10 años» apuntó, por otra parte, el delegado de Medio Ambiente.
Durante este año se han quemado 74,78 hectáreas, un 87,5 por ciento menos que la media de la última década que está establecida en 602 hectáreas. Este dato es excepcional teniendo en cuenta que el año que más se acerca a esta cifra es el 2007, cuando se registraron casi el doble de hectáreas afectadas, con un total de 156.
CAUSAS
Aún así, tanto Sánchez como Aragón han hecho hincapié en que la «asignatura pendiente», año tras año, sigue siendo la mano del hombre como generadora de los incendios y que, sólo el 4,4 por ciento de los siniestros de 2010 ha tenido su origen en una causa natural.
El 27,9 por ciento han sido intencionados, el 10,3 por ciento debido a causas accidentales y el 23,5 por ciento tienen su origen en una negligencia de algún tipo. «Estos porcentajes son demasiado elevados, sobre todo las referentes a las negligencias y los accidentales que son las que se pueden reducir con un poco más de atención y conciencia ambiental», señalaron.
Por último, recordaron que durante este año, se ha seguido mejorando en prevención de incendios con tratamientos selvícolas de los montes y el trabajo de mejora de las masas forestales de la provincia.
En total, se han ejecutado unos 16.000 jornales para los trabajos de mantenimiento y apertura de cortafuegos, así como para la eliminación de combustible vegetal y tareas de desbroce para impedir la propagación de incendios forestales en 2010. Entre todos estas actuaciones, durante 2010 se ha trabajado sobre una superficie superior a las 1.500 kilómetros lineales y 2.800 hectáreas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí