GRANADA, 18 (EUROPA PRESS)
Un jurado popular enjuiciará desde este martes en la Audiencia Provincial de Granada a un matrimonio y su hijo acusados del asesinato a tiros de un familiar que vivía junto a ellos en la localidad granadina de Montefrío, hechos por los que se enfrentan a una petición de la Fiscalía de penas que alcanzan hasta los 20 años de prisión.
Los procesados son J.R.S., de 56 años, que permanece en prisión provisional; su mujer, de iniciales L.J.F., de 55; y el hijo de ambos, J.R.J., de 33. A los tres, sin antecedentes penales, se les imputa un delito de asesinato, y la madre y el hijo están también acusados de la comisión de un delito de amenazas.
Según consta en el escrito de acusación provisional del Ministerio Público, al que tuvo acceso Europa Press, los hechos se remontan a la tarde del pasado 22 de noviembre de 2008, cuando la víctima pasó con dos bolsas de la compra por delante de la vivienda de los tres imputados, que se encontraban en la puerta del domicilio común, en la calle Coro.
El hombre, hermano de la mujer inculpada, estaba enemistado con ella desde hacía tiempo, y había roto sus relaciones con ésta, con su marido y con el hijo de ambos. Aquel día comenzaron una discusión que acabó cuando el hombre, identificado como A.J.F., abandonó el lugar en dirección a su casa, colindante con la de su hermana.
Una vez en su domicilio, y como tenía que pasar de nuevo obligadamente por la vivienda de su hermana y cuñado, A.J.F. cogió dos cuchillos de cocina y los ocultó bajo sus manos y brazos. El hombre dijo a su compañera sentimental, con la que tenía una hija de tres años, que le acompañara al coche a coger el resto de la compra y ambos se dirigieron hacia la zona en la que se encontraba el vehículo.
Al llegar a la esquina de la vivienda de los imputados, el sobrino, que se encontraba en la puerta con un palo, al lado de la madre, que portaba una escardilla o azadón, le dijo a su tío «Baja, que voy a matarte». Sin percatarse de que el hombre llevaba dos cuchillos ocultos, los tres acusados «previamente de acuerdo y con ánimo e intención de causarle la muerte» se situaron en fila india.
CON UNA ESCOPETA DE PERDIGONES
En un momento dado madre e hijo se retiraron de la línea de fuego y el cuñado de A.J.F. disparó a éste con una escopeta cargada con cartuchos de perdigones. Según sostiene el fiscal, el hombre efectuó un disparo a una distancia de metro y medio del cuerpo de A.J.F, lo que impidió que éste, que recibió el impacto en el pecho, pudiera defenderse.
Tras el disparo, la compañera de A.J.F. trató de socorrerlo y apartó uno de los cuchillos que portaba, momento en que la hermana de la víctima le dijo «Te voy a matar a ti y a tu hija» así como «Toma, toma, hemos matado a tu marido», provocando en ella un temor que le obligó a abandonar el lugar «presa del pánico».
Entonces aparecieron vecinos y familiares de ambas partes y L.J.F. procedió a colocar junto al cuerpo sin vida de su hermano un cuchillo manifestando «Esto para cuando venga la Guardia Civil». El fallecido tenía 34 años cuando sucedieron los hechos y convivía con su compañera sentimental, con quien tenía una hija de tres años.
Por todo lo anterior, el Ministerio Público solicita para la hermana de la víctima 20 años de prisión –por asesinato y amenazas–, para el hijo 19 –por los mismos delitos que su madre– y para el autor de los disparos 18 años de cárcel. Además se enfrentan al pago, de forma común y solidaria, de una indemnización de 240.000 euros para la pareja del fallecido y su hija.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí