GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
El Ayuntamiento de Ogíjares (Granada) y la Empresa Municipal de Suelo (Emogisa) han recurrido el archivo decretado por el Juzgado de Instrucción 9 de Granada de la investigación abierta a raíz de la denuncia contra el ex concejal de Urbanismo de la localidad José Luis del Ojo por un supuesto delito societario en la tasa a la baja de unos solares destinados a la promoción de 16 viviendas, según han informado a Europa Press fuentes del caso.
Entiende el Consistorio, en contra de lo que consideró el magistrado que sobreseyó el caso hace unos meses, que tanto el ex diputado nacional del PP como el resto de denunciados, como el que fuera alcalde del municipio, Francisco Plata –ex PP y hoy del independiente APPO– y otros concejales de la anterior corporación, sí cometieron delito en un proceso que se remonta al mes de julio de 2004, cuando el Ayuntamiento de Ogíjares estaba gobernado por el PP y Del Ojo era consejero delegado de Emogisa.
Emogisa, según han señalado fuentes de la empresa, ha interpuesto concretamente dos recursos de reforma ante el Juzgado, los dos con fecha 7 de septiembre. En el primero pide la declaración de más testigos, como la del auditor de Emogisa, o el arquitecto encargado de la obra puesta en cuestión, y la incorporación de dos informes periciales, uno de un arquitecto con una valoración sobre los trabajos ejecutados y otro de un economista con una valoración económica de los mismos.
Asimismo, el segundo de los recursos insiste en la actitud «dolosa» de los imputados y en la contratación irregular de las viviendas, que en principio iban a ser sociales y que después se construyeron «de lujo», incluso algunas con piscina, incrementándose en consecuencia su coste.
Según consta en la denuncia presentada por Emogisa, a la que tuvo acceso Europa Press, los hechos que creen los denunciantes son constitutivos de delito se remontan al 26 de julio de 2004, cuando Emogisa aprobó la construcción de viviendas libres en dos parcelas con la intención de vendérselas a los habitantes de Ogíjares con menos ingresos.
Meses más tarde, en septiembre, las parcelas, en las que se ubicarían una promoción de 12 viviendas y otra de 4, fueron valoradas por un agente de la propiedad en un total de 877.372 euros. Sin embargo, ya en enero de 2005, Emogisa fijó el precio del solar, incluyendo gastos de urbanización, en 559.307 euros, con lo que a la hora de planificar la obra ya existió un perjuicio para el Ayuntamiento de Ogíjares de 318.065 euros.
A esta cantidad hay que sumar también, según los denunciantes, pagos «indebidos e innecesarios» por importe de más de 360.528 euros –205.881 en excesos en certificaciones y 61.862 de partidas «inexistentes», más reparaciones–, diseñándose la promoción con «gastos totalmente irreales» y gestionando la obra de «forma nefasta».
«NEGLIGENTE ACTUACIÓN CON GRAVE PERJUICIO»
Los denunciantes sostienen por ello que la operación, que provocó que la empresa de suelo acabara en suspensión de pagos, fue producto de una «negligente actuación» del consejo de administración de Emogisa, que además provocó un «grave perjuicio» a su socio único: El Ayuntamiento. La empresa de suelo autorizó, siendo responsables de ella Plata y Del Ojo, contratos «meramente especulativos» con la intención de que terceros «obtuvieran los beneficios que les pudiera reportar la venta de las viviendas», según consta en la denuncia.
De hecho, la promoción subió de precio y los 117 compradores apuntados en las listas iniciales anularon las reservas de las viviendas por el aumento de su precio, dando paso a dos promotoras inmobiliarias, que fueron las que formalizaron la adquisición para su posterior venta, si bien al final no llegaron a consumar la compra dada la situación de la construcción, quedando «abandonadas».
No obstante, en el auto de archivo el magistrado apuntó que tanto en el caso de Del Ojo como del resto de ex miembros de Emogisa denunciados «no se puede encontrar una conducta que implique la comisión de un delito societario», ya que «todas las decisiones y actuaciones» relacionadas con la ejecución de las viviendas objeto de la investigación estuvieron supeditadas y guiadas por la dirección técnica de la obra.
En cuanto a las condiciones de la compraventa de las viviendas, el juez consideraba que tanto la actuación de Del Ojo como la del resto de miembros de Emogisa estuvieron guiadas por las directrices del equipo técnico y por las «circunstancias del mercado inmobiliario, sin que existan indicios de la concurrencia del elemento subjetivo».
DEL OJO SE VE OBJETO DE UNA «PERSECUCIÓN»
Fue el propio Del Ojo el que informó del archivo de la causa en rueda de prensa el pasado 12 de agosto, fecha en la recordó que ya se han archivado cinco causas contra él y en que dijo estar siendo sometido a una «persecución política y personal» por parte del PSOE.
De hecho, acusó directamente al actual consejero de Educación, Francisco Álvarez de la Chica, cuando era ex secretario provincial del PSOE de Granada, y el actual secretario de Política Municipal del PSOE-A, Juan Manuel Fernández.
El ex diputado está inmerso en otro proceso judicial anterior y tendrá que sentarse en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Granada, acusado de un delito continuado de prevaricación en su etapa como concejal de Urbanismo, cuando supuestamente contrató de manera irregular varias obras municipales, por lo que se enfrenta a una petición de la Fiscalía de Granada de once años de inhabilitación para empleo o cargo público. La Audiencia reabrió el caso parcialmente tras el archivo decretado por el Juzgado de Instrucción 5 de Granada, que tuvo que volver a instruir la causa.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí