El Ayuntamiento vuelve a llamar a la «solidaridad» de los trabajadores
GRANADA, 8 (EUROPA PRESS)
Los grupos municipales de IU y PSOE en el Ayuntamiento de Granada han exigido al alcalde, José Torres Hurtado (PP), que «dé la cara» en el conflicto surgido en la concesionaria del servicio de limpieza y recogida de basuras, Inagra, para evitar los despidos, después de que la entidad baraje la posibilidad de rescindir el contrato al 30 por ciento de los empleados de los talleres y administración para reducir gastos.
Ésta es una de las propuestas que Inagra ha trasladado verbalmente al comité de empresa en el marco del plan de viabilidad que está desarrollando desde hace unas semanas para ahorrar ocho millones de euros en el servicio a raíz de que el Consistorio le redujera el presupuesto en esta cantidad.
Al margen de esta medida, la empresa ha propuesto rebajas salariales del 30 por ciento para el personal de talleres y de administración, mientras que para el resto de operarios de la empresa –compuesta por más de 700 trabajadores– se baraja una rebaja salarial del 15 por ciento.
En este contexto, la concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Granada Ana Muñoz ha lamentado que, mientras se estudia esta situación, Torres Hurtado «sigue mirando para otro lado y pide solidaridad a los empleados», pesa a «saber que este conflicto es consecuencia de una pésima gestión económica y de la deuda mantenida con la empresa», superior a los 30 millones de euros.
La edil apuesta por que los recortes no afecten a los trabajadores, ya que a su entender existen gastos superfluos. «No olvidemos que con el convenio que firmó Torres Hurtado en 2006 con Inagra se hicieron talleres dobles, se trasladó la sede de la empresa y se instalaron sistemas de telefonía móvil en los camiones y servicio de GPS, unos gastos muy mediáticos que ahora han llevado a la empresa a una situación muy difícil», añade.
En el mismo sentido se ha pronunciado el portavoz del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura, quien ha rechazado «que se cargue exclusivamente sobre las espaldas de los trabajadores la reducción del canon de limpieza con reducciones salariales o la amenaza de 120 despidos».
Mientras tanto, añade el edil, el Ayuntamiento no reduce «el margen de beneficios de Inagra, que mantiene una media del 12 por ciento en los últimos años y pertenece a un grupo multinacional de empresas –CEPSA y Ferrovial– que cerró sus cuentas en 2009 con más de 1.000 millones de beneficios».
Por su parte, el edil de Economía en el Ayuntamiento, Juan Antonio Mérida (PP), ha insistido en que se trata de un conflicto laboral que debe solucionarse en el seno de la empresa, evidenciando la intención municipal de no mediar en el asunto, y ha vuelto a apelar a la solidaridad de los trabajadores, en relación a que acepten una bajada de salarios generalizada para evitar los despidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí