GRANADA, 05 (EUROPA PRESS)
Los restos de la naumaquia del Alcázar Genil hallados en las obras del metro a su paso por Camino de Ronda, en Granada capital, serán expuestos en la estación subterránea que se construye en la zona, donde se integrará un centro de interpretación que ahondará en esta edificación del siglo XIII usada para recrear batallas navales a escala real.
Aún no está definido el coste de la actuación ni el tiempo de ejecución de los trabajos –toda vez que el proyecto debe pasar por la Comisión Provincial de Patrimonio para su aprobación– aunque tanto el director del Metro, Francisco Ruiz Dávila, como la delegada provincial de Obras Públicas, Nieves Masegosa, han asegurado que no supondrá ningún «retraso global» en la ejecución de la obra, cuya finalización está prevista para 2012.
En todo caso, la idea es que el futuro centro de interpretación del Alcázar Genil cuente con unos 400 metros cuadrados de superficie aproximadamente y quede integrado en un nivel superior del vestíbulo de la estación Genil, la cual pasará a llamarse Alcázar Genil tras el hallazgo arqueológico.
Según ha explicado Dávila a los periodistas durante una visita a estas obras –en el tramo Río Genil-Parque Tecnológico– los accesos desde la parte superior del vestíbulo hasta el andén del metro se realizarán mediante rampas a fin de garantizar el acceso para personas con movilidad reducida.
Para llevar a cabo el proyecto, será necesario cambiar de ubicación uno de los ascensores previstos y se perderán unos 200 metros del vestíbulo de la estación, aunque el director del metro está convencido de que esto no restará funcionalidad a este espacio y dará mucho atractivo al conjunto de la estación.
La medida ha sido consensuada por las delegaciones provinciales de Cultura y Obras Públicas de la Junta después del hallazgo de estos restos el pasado verano. A partir de este momento, un equipo de arqueólogos han trabajado en la investigación y las excavaciones se han extendido a las estructuras anexas a la naumaquia –muros y acequias–.
Estas actuaciones se han complementado con un seguimiento topográfico para garantizar la estabilidad de los muros y con la restauración de dichos vestigios.
Respecto a la conservación, estas labores implican la instalación de vigas metálicas aligeradas que apuntalan los muros de la naumaquia, desde abajo. Así, se garantiza una estabilidad para ejecutar el suelo de hormigón entre ambos muros (que permitirá el recorrido por el centro de interpretación) e integrar la estructura en los muros de la estación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí