GRANADA, 02 (EUROPA PRESS)
La Sección de Rescate e Intervención en Montaña (Sereim) de la Guardia Civil ha rescatado en lo que va de año a un total de 71 personas que sufrieron algún tipo de percance en la alta montaña. De ellas, 44 resultaron heridas, 19 ilesas y ocho no lograron salir con vida.
La mayoría de las incidencias se han localizado en Sierra Nevada, en los accesos a los picos más importantes, como el Mulhacén, Veleta, Alcazaba o Picón del Jerez durante el invierno y en los barrancos acuáticos como Río Verde y Poqueira en la época estival, según informaron a Europa Press fuentes del Instituto Armado.
Las incidencias más frecuentes han sido caídas a distinto nivel que impidieron a los montañeros continuar por sus propios medios obligándoles a pedir auxilio y ser evacuados. No obstante, buena parte de los avisos vinieron de personas extraviadas que desconocían el terreno o se vieron sorprendidas por cambios bruscos del clima, como una ventisca o la acumulación de niebla.
Además, los agentes del Sereim han detectado una «falta de nivel técnico» y «carencias de material» en algunas de las personas que han requerido su ayuda, por lo que insisten en la necesidad de «no ser perezosos» y colocarse todo el equipamiento necesario, como botas de trekking o crampones, para realizar la actividad que hayamos previsto.
Al objeto de reducir el riesgo de accidente o sus consecuencias, se recomienda también escoger actividades deportivas para las que estemos preparados físicamente y no ir nunca solo a la montaña, siendo aconsejable realizar grupos de al menos tres personas.
Comprobar la meteorología antes de adentrarse en la montaña o llevar algún medio de aviso en caso de accidente, son otras de las recomendaciones que deben seguir los amantes del medio natural para evitar los percances más comunes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí