El pasado marzo daban comienzo las 16 actuaciones que componen el segundo Plan E en el municipio lojeño y en apenas seis meses ya están prácticamente concluidas. De hecho están terminando estos días las obras de la Cuesta de San Roque, una calle en la que se están invirtiendo 148.000 euros y que, sin duda, representa a la perfección el objetivo más importante que ha pretendido el Ayuntamiento de Loja cuando determinó la batería de obras a realizar: solucionar los problemas de avenidas de agua y saturación de colectores que solía producirse cuando había lluvias copiosas en las numerosas calles que son auténticos barrancos naturales.
Ante la propia obra, que pone punto y final al segundo Plan para el Estímulo de la Economía Sostenible del Gobierno de España,el alcalde de Loja, Miguel Castellano, ha querido destacar «la importancia que tienen estas obras para la calidad de vida del ciudadano pero también para su seguridad y para evitar molestias y problemas cuando llueve en cantidad. Se trata de obras -dijo- en las que lo más importante es lo que no se ve, si bien también dejan calles mucho más modernas y cómodas para el peatón».
Durante este 2010 el Plan E está invirtiendo un total de 2,4 millones de euros en la ciudad. Y buena parte de los proyectos han protegido de las avenidas de agua los barrancos naturales y viales inclinados que más solían padecer hasta ahora las consecuencias de lluvias copiosas. En este sentido, Castellano recordaba otras dos actuaciones en esta materia igualmente importantes para los vecinos, como son el acondicionamiento de las inmediaciones de la nueva residencia de discapacitados del Caminillo y la calle Aliatar. Allí se invirtieron 231.000 y 195.000 euros.
También destacó Castellano la repercusión que para las empresas locales y para los desempleados tienen este tipo de obras, «pese a lo que dice el PP y a que sus ayuntamientos son los primeros beneficiados por ello». En el caso de Loja han sido catorce empresas las beneficiadas y unas 200 personas las que han tenido y tienen trabajo en la Construcción durante entre tres y cinco meses. Respecto a los proyectos, el alcalde recordaba otros proyectos relevantes de este plan, como el sendero del Confín, la Cuesta Chamorras, las Calles Túnel y Los Pinos, la impulsión de agua por bombeo hasta la EDAR de Loja, el bombeo hasta la estación depuradora de Venta de Santa Bárbara, el colector de aguas pluviales que vaya desde el Caminillo hasta el Parque de los Ángeles y la mejora de alumbrados en varias calles de Loja, Ventorros de San José y Santa Bárbara, Riofrío y Ventorros de La Laguna.Información facilitada por Ayuntamiento de Loja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí