GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
El primer balance de daños en los comercios de Granada durante la huelga general arroja un resultado positivo, ya que los piquetes se limitaron a poner silicona en las cerraduras y realizar pintadas pero no destrozaron escaparates ni estropearon el género, «que es lo que más duele al sector».
Hasta el momento, el Cuerpo Nacional de Policía sólo ha registrado siete denuncias de comerciantes que han sufrido actos vandálicos en sus establecimientos, tres de ellos en el centro, otros dos en la zona norte y otros dos en la zona sur. A todos les echaron silicona en las cerraduras para evitar que abrieran, según informaron a Europa Press fuentes policiales.
Dada su situación, los establecimientos del centro han sido los más afectados por la acción de los piquetes informativos, hasta cinco grupos de ellos pasaron por esta zona, aunque la alta presencia policial «evitó los incidentes», según detalló a Europa Press la responsable de la Asociación de Empresarios del Centro Histórico de Granada, Raquel Ruz.
Uno de las principales quejas de los comerciantes de esta zona fue que no se recogiera a primera hora la basura situada junto a sus establecimientos, lo que les obligó a hacerlo ellos mismos antes de abrir.
«Lo de la silicona en las cerraduras tampoco fue un problema, ya que se habían enviado varias circulares aconsejando a los autónomos que pusieran aceite o vaselina para contrarrestarla y la medida funcionó a la perfección». De hecho, el 90 por cien de los comercios del Centro Histórico abrieron sus puertas al público a lo largo de la mañana.
Esta situación de «relativa normalidad» se extiende al conjunto de la capital, según los datos que baraja la Federación Provincial de Comercio, la cual no recibido «gran cosa» en cuanto a quejas por actos vandálicos, salvo que la mayoría de las calles han aparecido con pintadas y empapeladas de pegatinas.
No obstante, desde la federación sí han querido puntualizar que los comercios que han cerrado durante la huelga «no lo han hecho por secundarla sino por la campaña de publicidad realizada por los sindicatos, que en los días previos han amenazado a muchos comerciantes con represalias si abrían el día 29».
Así, la federación afirma que en el barrio de La Chana y el Zaidín, las zonas más comerciales de la ciudad, abrieron el cien por cien y el 85 por ciento de los establecimientos respectivamente, mientras que en la Plaza de Toros el porcentaje se situó entre el 80 y el 85 por ciento. Por su parte, en las localidades del área metropolitana estuvieron activos entre el 90 y el 95 por ciento de ellos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí