ALBOLOTE (GRANADA), 25 (EUROPA PRESS)
Unas 500 personas, según la organización, se han concentrado este sábado a las puertas del Ayuntamiento de Albolote (Granada) para recoger firmas y mostrar su apoyo al joven discapacitado al que la Junta de Andalucía ha retirado una prestación de dependencia de 300 euros y cuya familia se ha encerrado en el Consistorio sin que ninguna administración haya dado solución a su problema.
Al respecto, la madre del joven, María del Carmen Sánchez, ha manifestado a Europa Press que el acto ha sido «muy emotivo», porque, a su juicio, «se ha demostrado que todo el pueblo está conmigo». Tal es así que, según ha detallado, los vecinos han vociferado y pedido la dimisión de la consejera de Igualdad y Bienestar Social, Micaela Navarro.
El joven, de 27 años, tiene reconocido un 97 por ciento de minusvalía de acuerdo a los parámetros de la Ley de Dependencia por los que también se le concedió la citada prestación, aunque un año después la Junta se la ha retirado porque «no puede compatibilizarla» con la asistencia a un Centro de Terapia Ocupacional.
En este sentido, María del Carmen se ha mostrado «decepcionada» porque en estos días «nadie ha contactado» con ellos para abordar el asunto o «simplemente saber cómo estamos». Tanto ella como su marido han vuelto a pasar la noche en el consistorio, donde se han llevado un colchón y un saco de dormir para hacer «más cómoda la espera».
Pese a la «falta de interés» de las administraciones, María del Carmen afirma que «seguirán luchando» y no abandonarán la protesta hasta «que se lo diga el juez», ya que está convencida de que La Ley de Dependencia contempla «casos excepcionales» en los que una persona dependiente puede compatibilizar la asistencia a un centro con la prestación económica de cuidados en el entorno familiar, como es su caso.
«ES INCOMPATIBLE»
No obstante, la delegada de Igualdad y Bienestar Social de la Junta en Granada, Magdalena Sánchez, cree que en este caso «hay una clara incompatibilidad de prestaciones». Así, ha afirmado que cuando los servicios comunitarios estudiaron el caso aconsejaron a la familia que llevaran al joven a un centro en vez de que su madre obtuviera la prestación como cuidadora «propuesta que aceptaron sin avisar de que iban a solicitar la asistencia al centro», ha añadido Sánchez.
Tras interponer dos recursos de alzada contra la Consejería de Igualdad Y Bienestar Social para que le devuelvan la prestación –uno está pendiente de resolver– María del Carmen Martínez ha decidido subir el tono de su protesta y permanece desde el mediodía del lunes encerrada junto a su marido en el Ayuntamiento de Albolote para exigir un encuentro con la consejera del ramo, Micaela Navarro.
La familia cuenta con el apoyo del Ayuntamiento de Albolote, que le ha cedido el espacio para realizar su protesta, y con el calor del pueblo, que han propuesto a la familia la posibilidad de movilizarse en su favor. Por el momento, están recogiendo firmas y les están dando «muchos ánimos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí