GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
Los internos del Centro Penitenciario de Albolote (Granada) han elaborado un plan de medidas de ahorro que están aplicando en su vida diaria para reducir gastos y contribuir al cuidado del medioambiente.
Se trata de iniciativas sencillas, como ahorrar agua en la ducha, apagar la luz en las celdas o gastar menos materiales en las actividades, aunque los internos también se han propuesto cambios en el funcionamiento de la cárcel, como usar un papel simple en vez del de doble copia en las instancias con las que piden todo lo que necesitan del exterior.
El director de la prisión, Nahúm Álvarez, explicó a Europa Press que, en el marco de las medidas de austeridad impulsadas por el Gobierno, se les pidió que dijeran en qué medios podrían ahorrar y las propuestas recogidas de los distintos módulos fueron remitidas a Instituciones Penitenciarias, que les ha dado el visto bueno.
Reconoció que la aceptación de este tipo de iniciativas siempre va a depender de muchos factores, ya que es una «cuestión de concienciarse»: «Hay quienes entienden que no son parte de la Administración y no va con ellos, pero buena parte de los internos sí están implicados», ha añadido.
Una de las iniciativas que más éxito está cosechando entre los internos es un programa de reciclado del papel, cartón y envases que se puso en marcha hace un par de meses para ahorrar. Además, parte de estos materiales son reutilizados en los talleres ocupacionales, donde «latas y envases sirven de base para hacer manualidades».
«Son pequeñas medidas que no sólo conllevan un ahorro energético o de presupuesto sino también una mejora medioambiental y eso es importante», destaca Álvarez.
Por su parte, el Centro de Inserción Social (CIS) Matilde Cantos Fernández también trabaja en esta línea para concienciar a los internos sobre el uso responsable de los recursos, aunque lo cierto es que este edificio es de reciente construcción y eso «facilita las cosas».
Ha sido diseñado de forma «inteligente» para que guarde mejor el calor y reciba luz natural buena parte del día. Todo el sistema de agua caliente va por placas de solares y hay detectores de luz en las salas menos transitadas para ahorrar en la factura, según informó a Europa Press la directora del CIS, Clotilde Berzosa.
«Reciclamos el papel, nos comunicamos con todas las administraciones por correo electrónico y tratamos de concienciar a los residentes porque tenemos que contribuir todos al ahorro», asegura la responsable del centro.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí