MOTRIL (GRANADA), 23 (EUROPA PRESS)
Agentes del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Motril han detenido a un joven de 24 años, de iniciales A.R.M., acusado del atraco a una gasolinera situada en la N-323, donde además agredió a un trabajador. El presunto delincuente, que ya tenía antecedentes penales por delitos similares, suupuestamente sustrajo 429 euros, provocó además «numerosos daños» en el establecimiento, según han informado a Europa Press fuentes de la investigación.
El robo tuvo lugar el sábado a las 14,30 horas, cuando los empleados de la estación de servicio procedían al cambio de turno. Los trabajadores fueron abordados por un individuo que llegó en un vehículo «a gran velocidad y sin placas de matrícula». El atacante portaba una barra de hierro con la que entró en la oficina provocando daños «con la intención de amedrentar a los empleados».
Los trabajadores entregaron la recaudación de la mañana, pero aún así el individuo ahora detenido provocó daños en «los ordenadores, estanterías y mobiliario» de la estación de servicio. En el forcejeo, causó lesiones en una mano a uno de los empleados.
Las primeras investigaciones realizadas por el Grupo de Policía Judicial de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de la Comisaría de Motril se centraron en el vehículo usado para perpetrar el atraco dado que tenía como característico el frontal de color negro, mientras que el resto de la carrocería era blanco.
Tras la toma de declaraciones a los testigos del hecho y las pesquisas realizadas, se logró identificar al presunto autor del atraco por lo que se estableció un dispositivo conjunto formado por el Grupo Policía Judicial y la Brigada de Seguridad Ciudadana que dio como resultado «la detención del presunto autor y la intervención del vehículo usado para cometer el atraco». El detenido ha sido puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de los de Motril, en funciones de guardia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí