SEVILLA, 22 (EUROPA PRESS)
La consejera para la Igualdad y el Bienestar Social de la Junta de Andalucía, Micaela Navarro, ha insistido este miércoles a la familia de un joven discapacitado de Albolote (Granada) que ha iniciado un encierro en el Ayuntamiento del municipio para exigir a Junta que le explique la retirada de la prestación de 300 euros que recibía mensualmente por la Ley de la Dependencia que «la prestación económica para cuidados en el entorno familiar y la estancia en una unidad de estancia diurna son incompatibles».
Según ha indicado Navarro en declaraciones a Europa Press, este joven, con una discapacidad del 97 por ciento, tenía una prestación económica concedida en el marco de la Ley de la Dependencia hasta que su madre solicitó para él los servicios en una unidad de estancia diurna y le fue adjudicado, momento en que se le retiró la primera de las prestaciones.
La consejera precisó que la ayuda económica se le retiró cuando los servicios sociales «detectaron» que ya llevaba unos meses recibiendo el joven servicios en la unidad de estancia diurna y ambas prestaciones, según recuerda, «son incompatibles».
En este sentido, ha llamado la atención sobre el hecho de que fueron los servicios sociales las que detectaron que estaba recibiendo dos prestaciones simultáneamente, cuando «habría debido de ser ella directamente la que lo tendría que haber puesto en conocimiento de la Administración».
Navarro ha recordado que la unidad de estancia diurna es compatible con la ayuda a domicilio hasta 22 horas e incluso con el servicio de teleasistencia «pero nunca con la prestación económica». .

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí