El 50% de la población lojeña es menor de 39 años. Por tanto, Loja es una ciudad con una evidente capacidad reproductiva y acoge una sociedad que tiende a ser cada vez más joven. De ahí, dicen desde la FAMP y el IAM, la necesidad de trabajar el tema de la conciliación de la vida familiar y laboral desde ya y la idoneidad de poner en marcha un pacto local creado y construido desde las aportaciones de todos los agentes sociales y económicos del municipio, desde el sector público y el privado, desde los individuos y desde los colectivos.
Teresa Muela, representante de la FAMP, indicó que estas aportaciones, fundamentales para poder aprobar en febrero de 2011 el Pacto Local por la Conciliación son las aportaciones de todos los sectores para tener en la mano un saber hacer con respecto a esta asignatura pendiente. Según Muela, «no se trata de que se apruebe un pacto local por parte del Ayuntamiento, sino que todos y todas formemos parte de este acuerdo, esta declaración de intenciones que pretende llegar a más de la mitad de los andaluces desde los 34 ayuntamientos en los que está empezando a funcionar»
El plan Conciliam fue firmado hace unos meses por 34 ayuntamientos andaluces en colaboración con la FAMP, la Federación Andaluza de Municipios y Provincias, y el Instituto Andaluz de la Mujer. Para hablar de él estaban hoy en el Pósito Teresa Muela, representante de la FAMP, y Montserrat Muñoz, jefa de servicio del IAM en Granada.
Con ello echa a andar el Pacto Local para la Conciliación de la Vida familiar y laboral y, por tanto, la corresponsabilidad de todos y todas en todos los ámbitos, públicos y privados.
Según explicó Muñoz, «este pacto quiere dar respuesta a esa pregunta que tanto se cuestionan las mujeres, que es porqué tenemos tantas dificultades para acceder a lo público, dada nuestra vinculación con la familia. A juicio de ., la reproducción de la sociedad es responsabilidad de todos y todas. Por eso lo fundamental pasa por saber hacer equilibrados y equitativos el uso de los tiempos, que nos permita de una vez por todas desarrollarnos profesional, personal y afectivamente. De la mano de todo ello, está la menor capacidad de promoción laboral de la que actualmente también adolece la población femenina.
Durante su explicación de lo que representará el futuro pacto, que se aprobará por el pleno municipal hacia febrero, Muela y Muñoz destacaron la contribución de este proyecto a un nuevo modelo social en el que se hagan compatibles las actividades laborales con el trabajo del hogar, las responsabilidades familiares y el tiempo libre de cada persona, independientemente de su género. Para trabajar en este sentido es necesario adecuar el mercado laboral, el modelo de ciudad, e incorporar la perspectiva de género de forma transversal en las políticas que se desarrollen desde los gobiernos locales. «Por eso es importante actuar, ahora, cuando Loja camina hacia una sociedad cada vez más joven que necesita que se consoliden ciertas costumbres y formas de trabajar en todos los ámbitos de la vida».
Muela recordó asimismo a los asistentes que este pacto ha de ser ante todo de todos, y de ahí la importancia que requiere que todos los sectores aporten cuestiones de conciliación en materia educativa, laboral, personal, familiar, etc. El plan ConCIL-IAM está promovido por la FAMP y el IAM y está financiado íntegramente por el Fondo Social Europeo.Información facilitada por Ayuntamiento de Loja

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí