Dice que sólo uno de cada diez agricultores lo denuncia
GRANADA, 15 (EUROPA PRESS)
Los cortijos y explotaciones agrarias de la zona Norte de la provincia de Granada han registrado una «oleada de robos en las últimas semanas» que han supuesto la sustracción de abundante maquinaria y animales vivos ocasionando pérdidas que oscilan entre los 600 y 1.000 euros según el caso.
Si antes estos robos sólo afectaban a las cosechas de los agricultores, que «ya los asumían como parte de los costes de producción», ahora se han extendido a la maquinaria agrícola pesada, aperos, transformadores, grupos electrógenos, aspersores y tubos de riego, así como placas solares e, incluso, ganado vivo.
Los ladrones se hacen «con todo lo que encuentran y pueden revender, causando en muchos casos un serio quebranto económico y generando en el campo una gran inseguridad», según ha informado Asaja en un comunicado.
Según los datos de que dispone la asociación agraria, en el periodo comprendido entre enero y julio de 2010 los robos en las explotaciones agrarias han aumentado «a pesar de que en términos globales este delito haya disminuido un 3 por ciento».
Por ello, Asaja ha incidido en la necesidad de que los agricultores denuncien los robos en sus explotaciones o almacenes –sólo lo hace uno de cada diez– a fin de colaborar con las autoridades en reducir las cifras actuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí