Las canalizaciones sustituyen a las tradicionales acequias que tenían unas pérdidas del 25% del caudal por evaporación o filtraciones
MOTRIL (GRANADA), 13 (EUROPA PRESS)
El Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM), la Junta de Andalucía y la Comunidad de Regantes de Motril-Carchuna han invertido más de 24 millones de euros en la modernización de regadíos en Motril (Granada).
La consejera de Agricultura y Pesca, Clara Aguilera, ha destacado durante la puesta en marcha de la nueva red de regadíos, a la que ha asistido junto al secretario de Estado de Medio Rural y Agua, Josep Puxeu, que ésta es una «obra importantísima» que beneficiará a cultivos tropicales y bajo plástico.
Según ha informado, la superficie que se beneficiará de esta mejora supera las 2.500 hectáreas, que pertenecen a casi otros 2.500 comuneros de la Comunidad de Regantes de Motril-Carchuna y Cota 200. La mitad de la superficie se destina al cultivo de subtropicales y la otra mitad a la agricultura intensiva.
Asimismo, Aguilera ha incidido en la apuesta de Andalucía por el regadío, que «es clara por lo que supone de competitividad en la agricultura y en la creación de riqueza y empleo». Las parcelas, ha dicho, tienen «riego a demanda», los agricultores disponen de agua sin necesidad de «distribuir turnos».
El Ministerio de Medio Ambiente aporta 14 millones de euros, la Consejería de Medio Ambiente otros cinco millones de euros y los agricultores han sufragado el resto de la inversión, otros cinco millones de euros.
Puxeu ha manifestado por su parte que la agricultura, junto con los servicios y el turismo «configura un paisaje de la Andalucía Mediterránea» y ha apuntado que la inversión en la mejora de regadíos «consolida unos cultivos de primor que generan muchísima mano de obra» tanto en la producción como en la comercialización y el transporte.
El secretario de Estado ha declarado que la apuesta de las inversiones públicas se adapta a la realidad y ha comentado comentado que se han sustituido acequias de barro, hormigón y hasta de tejas por canalizaciones que permiten aprovechar mejor los recursos naturales.
CON EL OBJETIVO DE APROVECHAR EL AGUA «AL MÁXIMO»
El presidente de la Comunidad de Regantes de Motril-Carchuna y Cota 200, José García, ha agradecido el apoyo de las instituciones para la mejora de los regadíos y ha indicado que el riego por inundación consume mucha agua «y tiene pérdidas por evaporación o filtraciones próximas al 25 por ciento del caudal». José García ha afirmado además que el objetivo de los agricultores es aprovechar el agua al máximo «conservando los acuíferos y el medio ambiente» .
El alcalde de Motril, Carlos Rojas, ha resaltado que la agricultura «es un pilar económico fundamental en la comarca» y ha considerado que «la automatización del regadío ahorra costes a los agricultores» y el consumo de recursos, haciendo alusión a que los agricultores «son un ejemplo de profesionales que saben enfrentarse a los retos para aumentar la productividad».
La mejora de la red de regadío supondrá un ahorro de 4.000 metros cúbicos al año por hectárea. El agua además llegará a las parcelas en mejores condiciones «filtrada y presurizada» según fuentes de la Comunidad de Regantes. La modernización afecta a 113 kilómetros de conducciones, controladas por seis estaciones de presurización y filtrado y reguladas a su vez por dos depósitos con un volumen de casi 5.000 metros cúbicos.
El control del suministro a los agricultores se realiza mediante automatismos de telecontrol que permiten la apertura y el cierre de las válvulas desde una estación remota de consumo. La mejora además ofrece agua a 800 nuevas hectáreas que antes no tenía acceso al agua de riego.
De los más de 24 millones de euros de inversión que ha supuesto su ejecución, el Ministerio de Medio Ambiente, Rural y Marino (MARM) ha financiado con 13,9 millones de euros las obras de la red primaria de distribución, las impulsiones y bombeos y las estaciones de filtrado, mientras que la Consejería de Agricultura subvenciona con casi cinco millones de euros las obras de la red secundaria de distribución a parcela y el sistema de telecontrol que realiza la Comunidad de Regantes, con una inversión de cerca de 11 millones.
Esta modernización de regadíos beneficia a 2.350 agricultores, e introduce, como mejoras 448 kilómetros de tuberías en la red secundaria de distribución, 538 hidrantes colectivos –tomas de riego–, y 3.067 tomas en parcela con contador y electroválvula. Las nuevas instalaciones de riego suponen un ahorro de agua de 10,14 hectómetros cúbicos al año –4.300 metros cúbicos por hectárea al año–, y permitirán reducir por completo las pérdidas de agua, mediante el uso de tuberías en lugar de acequias y la implantación en toda la superficie de cultivo del sistema de riego localizad (que antes de la modernización se alternaba con el riego por gravedad, implantado en un 40 por ciento de la superficie de la Comunidad de Regantes).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí