GRANADA, 11 (EUROPA PRESS)
La Junta de Andalucía considera que «no pinta nada» en las negociaciones que está llevando a cabo la Diputación de Granada con la familia de José Guerrero para evitar que la obra del pintor granadino se marche de la ciudad y ha rehusado intervenir en el proceso.
«Somos respetuosos con las instituciones y es la Diputación de la que depende el Centro José Guerrero. No se nos ocurre meternos por medio porque no es nuestro papel», ha señalado en declaraciones a Europa Press el delegado provincial de Cultura, Pedro Benzal, que ha precisado además que ni la familia ni ninguna administración pública, tampoco la Diputación, se han puesto en contacto con la Administración Autonómica para sumarse a un proyecto conjunto de fundación.
El asunto, ha dicho Benzal, es «un tema de ciudad» y es a la Diputación, o también incluso el Ayuntamiento de Granada, quienes tienen que hacer las propuestas a los herederos del artista, considerado uno de los máximos exponentes del expresionismo abstracto.
En cuanto a la posibilidad de que la Junta de Andalucía pudiera adherirse a un proyecto conjunto y hacer una aportación económica para su puesta en marcha, Benzal aseguró que no está en condiciones de «comprometer nada», y que esta cuestión es algo a lo que deberá responder el consejero de Cultura, Paulino Plata. «Nosotros no pintamos nada entrometiéndonos en esto, no me consta que vayamos a hacer nada, porque somos muy respetuosos con la Diputación, que es la encargada de gestionar el Centro».
Así las cosas, si la situación continúa como hasta ahora, el legado de José Guerrero abandonará el centro en el que hasta ahora se exhibe, en la calle Oficios, el próximo 15 de septiembre de este año, justo cuando se cumple el décimo aniversario de la apertura del edificio al público con la exposición de 60 de sus obras.
La Diputación Provincial considera que debe saber qué pasará con la obra antes de esa fecha para poder concretar el presupuesto y organizar las actividades del centro para 2011 y por ello ha dado a la familia dos últimas opciones; la de crear una fundación pública en la que la institución provincial tenga al menos el 51 por ciento de participación y que esté abierta a otras instituciones o la de una fundación privada, en la que la Diputación tan sólo aportaría el Centro Guerrero y alguna cantidad económica puntual, las dos con la condición de que la obra pictórica permanezca en la ciudad al menos todo el año 2011.
LOS HEREDEROS DAN POR EXCLUIDA LA POSIBILIDAD DE ACUERDO
Sin embargo, los herederos, en una carta que hicieron pública hace unos días, dejaban por el momento «excluida» la posibilidad de acuerdo con la institución provincial, aunque manteniendo «una mano tendida» a las instituciones que les ofrezcan, con un compromiso de «estabilidad y economía», la permanencia de la obra en Granada.
La familia hizo el pasado 27 de agosto una contrapropuesta a la Diputación en la que ofrecía la posibilidad de que se reservara a la entidad provincial la Presidencia del Consejo de Mecenazgo y del Patronato, amén de la Vicepresidencia ejecutiva del Patronato; la mitad de los puestos del Consejo de Mecenazgo y el voto de calidad en su seno sobre determinadas materias, «con lo que tendría capacidad decisoria sobre cuestiones que afecten a su aportación en términos análogos a los de la familia respecto del legado»; y mayoría simple en el Patronato y, con ello, «una dilución menor de la que estamos dispuestos a soportar la familia para abrir el proyecto a otras instituciones».
También le garantizaban los herederos en esa propuesta de acuerdo a la Diputación la representación en el Patronato de sus principales fuerzas políticas; y sin excluir la posibilidad de que todas las Administraciones Públicas que participaran en el proyecto tuvieran mayoría absoluta en el Patronato, «quedando en todo caso la familia en minoría».
Para el PP, esa alternativa es «aceptable perfectamente», por lo que sus dirigentes en Granada consideran que la ausencia de acuerdo es producto de la «falta de voluntad» del equipo de gobierno en la administración provincial (PSOE e IU). Por eso, han anunciado que llevarán a todas las instituciones en las que tienen representación iniciativas para evitar que la obra se marche de Granada, lo que supondría, según entienden, «un nuevo atropello» para la provincia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí