GRANADA, 9 (EUROPA PRESS)
La crisis, que amenazaba con impedir que el Festival de Rock del Zaidín celebrara en 2010 su 30 aniversario, ha sido finalmente superada por sus organizadores, la Asociación de Vecinos del populoso barrio granadino que, a pesar de las dificultades económicas, han logrado la financiación necesaria con el apoyo las instituciones para los conciertos, que vuelven a ser gratuitos. Así, este jueves comenzará una nueva edición que abrirán el grupo asturiano heavy «Avalanch» y tres bandas granadinas: «Azrael», «Euphrya», y «Sexton»s Orchids».
El viernes 10 de septiembre subirán al escenario «Barricada», «Magic», «Guadalupe» y «Chinyi» y el sábado 11 será el turno de la «Noche Mestiza», con la actuación de los «Delinqúentes», «Alamedadosoulna», «Funkdación, «Jig Korova» y «Estrella sin Luz».
El festival decano de los gratuitos en España ha logrado sacar adelante el cartel gracias al tesón de la Asociación de Vecinos, que, después de que el Ayuntamiento de Granada anunciara que reduciría su consignación económica de 37.000 a 12.000 euros, han conseguido de la Diputación Provincial incrementara su aportación en 6.000 euros, que la Junta de Andalucía confirmara su intención de reforzar el presupuesto mediante la articulación de subvenciones a través del Instituto Andaluz de la Juventud, entre otros departamentos, y el patrocinio de Cervezas Alhambra.
El Ayuntamiento de Granada se ha encargado además de la adecuación de los terrenos donde se celebrarán los conciertos, cuyo coste ha sido cifrado por el concejal de Mantenimiento, Vicente Aguilera, en unos 60.000 euros.
La reducción del presupuesto no es la única dificultad con que se ha encontrado el festival rockero, ya que la Asociación de Vecinos mantiene una disputa con la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) por no abonar los derechos de autor que les reclama con cargo a las tres últimas ediciones.
De hecho, en el pasado mes de julio fueron citados a declarar en el Juzgado de lo Mercantil número 14 de Granada para que aportaran la documentación y los presupuestos del festival, después de que fueran denunciados por la SGAE. Se trata de un proceso judicial con el que los vecinos no están de acuerdo, ya que, según sus estimaciones, la SGAE les reclama unos 15.000 euros, cantidad que siempre han advertido que abonarán sólo si les obliga un juez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí