ARMILLA (GRANADA), 04 (EUROPA PRESS)
La Guardia Civil ha detenido en Armilla (Granada) a una mujer de 38 años de edad, vecina de Granada, como presunta responsable del robo de unas joyas que el propietario de la vivienda en la que trabajaba como empleada de hogar guardaba en un maletín cerrado con un candado.
Según informó la Benemérita en un comunicado, la víctima del robo denunció que el pasado 31 de agosto alguien se había colado en su casa, había forzado el candado que cerraba su maletín y había sustraído una manta de joyería que contenía un colgante, dos pares de pendientes y una esclava de oro, valorados en 800 euros.
Así, los agentes del Área de investigación del puesto de Armilla han averiguado que nadie se coló en la vivienda, y que la única persona que estaba dentro en el momento del robo era la mujer que trabajaba como empleada de hogar.
La Guardia Civil también ha averiguado que las joyas robadas fueron vendidas por la detenida en un establecimiento de compra-venta de oro de Granada.
Definitivamente, la detenida ha acabado confesando la autoría del robo, reconociendo que lo hizo porque los propietarios de la vivienda le debían dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí