El objetivo es rememorar la «valentía» de un pueblo «con carácter» que «no se entregó»
LA PEZA (GRANADA), 27 (EUROPA PRESS)
Unos 500 personas recrearán este sábado la mítica batalla que se produjo entre los vecinos de La Peza (Granada) y el ejército francés hace ahora 200 años y que tiene su referencia en el alcalde Carbonero, que después de que un extraño cañón construido por sus vecinos sembrara la muerte en ambos bandos decidió tirarse a un barranco antes que entregarse.
Este hecho histórico, difundido por el escritor Pedro Antonio de Alarcón a través de sus Historietas nacionales, «está muy presente en la conciencia» de todos los vecinos del pueblo, ya que narra la gesta de un alcalde –su nombre real era Manuel Atienza– que salió en la defensa de su pueblo frente al ejército invasor, indicó a Europa Press la alcaldesa de la Peza, Celia Santiago.
«Las tropas napoleónicas creían que la Peza caería en sus manos, pero se encontraron con mucha resistencia y un gran cañón de madera esperándolos», relató la regidora, quien explicó que este artefacto casero estalló de tal modo que sembró la muerte tanto en un bando como en otro, momento en que el alcalde del pueblo rompió su vara de mando ante el general francés y se arrojó al barranco conocido como Tajo de Barruecos.
En este lugar existe hoy un busto en honor a este personaje y una placa en la que puede leerse «Yo soy la villa de La Peza, que muere antes de entregarse».
Los vecinos se sienten orgullosos de pertenecer a un pueblo «con carácter» que «no se rindió» y la recreación de la batalla pretende de alguna manera que este sentimiento «no se olvide», según avanzó la regidora, quien aseguró que todo el pueblo está implicado en esta actividad, para la que se están bordando trajes de la época (1810).
En total serán unas 200 personas las que participarán de forma directa en la recreación de esta batalla en representación los vecinos de La Peza y el ejército francés. Habrá varios personajes principales, como el alcalde Carbonero, el pregonero o el alguacil, y otros secundarios como el cura que concede la bendición a los soldados que van a luchar o las mujeres que curaban a los heridos en el campo de batalla.
El acto comenzará por la mañana con la llegada de un juglar que recorrerá los principales puntos del pueblo recitando en verso los acontecimientos que ocurrieron aquel día. Sonará entonces el repique de tambores para que la gente salga de sus casas y sepa que se acerca la batalla.
Posteriormente, ya por la tarde, el alcalde Carbonero llamará a los ciudadanos a lucha y comenzará la recreación de la batalla, según precisó la regidora, que ha contado con el apoyo de otras instituciones, como la Diputación de Granada, para recrear por primera vez este hecho histórico con motivo de su bicentenario.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí