GRANADA, 27 (EUROPA PRESS)
Los agentes de Medio Ambiente de la Brigada de Investigación de Incendios Forestales (BIIF) en colaboración con la Policía Autonómica han confirmado que el incendio del Serrallo, que obligó al desalojo de 75 viviendas en la capital granadina, fue causado por unos menores que se encontraban en la zona «sin intencionalidad alguna»
Asimismo, los agentes han determinado que los tres fuegos registrados el pasado lunes en el barrio granadino del Sacromonte fueron provocados y, por ello, proseguirán sus investigaciones para tratar de identificar a los responsables.
Tras las mediciones oficiales por medio de GPS, finalmente se ha establecido en 1,30 hectáreas las afectadas en el incendio del Serrallo, en el que trabajaron cinco retenes, Agentes de Medio Ambiente, así como cuatro camiones del Infoca y otros cuatro de los Bomberos de Granada y dos helicópteros, entre otros medios, según informó hoy el Gobierno andaluz en un comunicado.
Por su parte, los dos incendios del Sacromonte afectaron en total a 10,38 hectáreas y precisaron de 16 retenes, dos Brigadas de Refuerzo Contra Incendios de la Comunidad Autónoma (BRICA), además de cuatro camiones de Bomberos, cuatro del Infoca, dos aviones, dos helicópteros de gran capacidad, dos helicópteros de transporte y extinción y la Unidad Meteorológica.
El delegado de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Francisco Javier Aragón, ha mostrado su convencimiento de que gracias a la colaboración entre Policía Autonómica, Guardia Civil y Policía Local junto con la Consejería de Medio Ambiente se conseguirá identificar y detener a los responsables de los siniestros provocados y precisó que se ha aumentado la vigilancia en la zona para prevenir otros incendios.
Por otro lado, el responsable provincial de Medio Ambiente también quiso recordar que «desde hace ya dos décadas, la normativa vigente impide recalificar suelos afectados por incendios forestales, una tesis que además han descartado los agentes de la BIIF en este caso y que hace ya muchos años que prácticamente ha desaparecido como causa de siniestros porque es de sobra conocido».
Aragón también ha querido pedir la máxima precaución a los ciudadanos estos próximos días «ya que nos encontramos ante una ola de calor sahariana que no sólo trae altas temperaturas, si no un descenso enorme de la humedad, factores clave para el origen y propagación de incendios forestales», por lo que rogó la «máxima precaución» a todas aquellas personas que realicen cualquier tipo de actividad en algún paraje en el que exista algún peligro de siniestros «por pequeño que sea».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí