VALDERRUBIO (GRANADA), 26 (EUROPA PRESS)
María Mata, que realizaba tareas domésticas junto a su marido en la vivienda de la familia Lorca en Valderrubio (Granada), ha fallecido a los 101 años y con ella se ha ido uno de los pocos testigos que quedaban de la vida del poeta Federico García Lorca.
Mata falleció el pasado martes por la noche «por causas naturales» y fue enterrada a las 19,00 horas de este miércoles en el municipio de Valderrubio, aunque sin ningún tipo de homenaje o acto especial, tal y como ella misma había solicitado a sus hijos antes de fallecer.
El Ayuntamiento de Valderrubio también ha respetado su deseo de permanecer en al anonimato y se ha limitado a guardar un minuto de silencio por su muerte, según informó a Europa Press la alcaldesa del municipio, Francisca Blanco (PSOE), que ha destacado la gran lucidez con que siempre ha contado María Mata pese «a su avanzada edad», lo que ha servido de ayuda para numerosos estudios realizados sobre el poeta.
«Le encantaba recordar anécdotas de Lorca y su familia», añadió la alcaldesa, quien recordó que tanto María como su marido trabajaron en la casa de Los Lorca hasta muchos años después de que la familia se trasladara a Nueva York y ella constituye uno de los pocos testigos vivos de aquella época.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí