GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
La Subdelegación del Gobierno en Granada ha remitido un escrito al Ayuntamiento de Motril (Granada) instándole a poner los medios necesarios para acabar con los problemas derivados de la celebración de botellones en los anejos motrileños de Carchuna y Calahonda, al considerar que este asunto es competencia de la Policía Local y no de otros cuerpos.
La Subdelegación ha tomado esta iniciativa tras recibir una carta de la Entidad Local Autónoma (ELA) de Carchuna y Calahonda en la que pedía «auxilio» por las concentraciones masivas de jóvenes que consumen alcohol en las vías públicas durante los fines de semana, cuando deterioran el mobiliario urbano y acceden de forma ilegal a zonas residenciales, sin que la Policía Local de Motril multe a estas personas como le ha solicitado el presidente de la ELA, Manuel Estévez.
Fuentes de la Subdelegación del Gobierno informaron a Europa Press de que, de acuerdo a la normativa vigente, el Ayuntamiento de Motril tiene la «obligación» de hacer cumplir la ordenanza municipal contra el botellón en estos anejos a través de sus agentes de la Policía Local, como ocurre en el resto de municipios.
Así, la Subdelegación mantiene que sus cuerpos «no pueden actuar por norma en este tipo de asuntos», sino que su labor se centra en la seguridad ciudadana. Pese a ello, también se ha enviado un escrito al Cuerpo Nacional de Policía de la costa para que tenga conocimiento de estos hechos y los tengan en cuenta ante posibles problemas del orden público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí