GRANADA, 25 (EUROPA PRESS)
Alrededor de medio centenar de personas secundaron este miércoles la concentración de cinco minutos de silencio convocada por CCOO y UGT en repulsa por el accidente mortal de un trabajador de 36 años en Dúrcal (Granada), el noveno en la provincia en lo que va de año, y han exigido a la Inspección Provincial de Trabajo y la Fiscalía que investiguen las causas.
Tras la concentración, realizada frente al edificio sindical, el secretario de Formación, Acción Sindical y Empleo de UGT Granada, Emilio del Pino, ha explicado que los indicios recabados por los técnicos de Prevención de Riesgos Laborales del sindicato, tanto este martes en el lugar del accidente como en la mañana del miércoles, «indican claramente que el siniestro se produjo al manipular una viga de grandes dimensiones mediante un puente grúa, resultando alcanzadas vigas apiladas dentro del perímetro de actuación de dicho puente».
Además, no se han observado medidas de protección para evitar el deslizamiento de la viga, puesto que los materiales siempre deben estar anclados y fijados con los elementos de seguridad necesarios que habrían garantizado su estabilidad y fijeza.
Toda esta información ha sido ya puesta, por parte de UGT, en conocimiento tanto de la Inspección Provincial de Trabajo como la Fiscalía, para que inicien las correspondientes investigaciones que determinen cuál ha sido la causa exacta del trágico suceso y depure las correspondientes responsabilidades.
Además, Pino ha advertido de que el sindicato estará vigilante para que se garantice la protección social y los derechos a cualquier trabajador accidentado, así como a los familiares de las víctimas fallecidas.
Por su parte, Pedro Fernández Cano, responsable de salud laboral de Industria de CCOO en Granada, ha lamentado que después de 15 años desde la implantación de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, «todavía tengamos que presenciar accidentes mortales que denotan un grave incumplimiento de las medidas preventivas y de seguridad».
En el momento del accidente, el hombre se encontraba transportando con el puente grúa una viga de dos toneladas y once metros de longitud de un lugar a otro de una nave situada en el Polígono El Romeral de Dúrcal. Al moverla, tocó una segunda viga que estaba apilada y que se desprendió cayendo sobre su pecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí