GRANADA, 10 (EUROPA PRESS)
Las analíticas realizadas por la Agencia Andaluza del Agua y Adif de los vertidos derivados de las obras del AVE a su paso por Loja (Granada) descartan la existencia de agentes tóxicos que afecten a la flora y fauna de la zona, según los datos aportados este martes por la Delegación de Medio Ambiente de la Junta en Granada.
Las obras, que pertenecen al tramo Arroyo de Viñuela-Quejigares, no se han reanudado desde que el pasado 3 de agosto una máquina perforara de forma accidental un venero y liberara un millón de litros cúbicos de aguas subterráneas que desbordaron las balsas de decantación y fueron a parar al caudal del río Salado.
En ese momento, la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Dragados y Tecsa –a la que se ha abierto un expediente informativo para que aclare los hechos–, decidió detener el vertido de aguas y vaciar las balsas, de modo que los trabajos continuarán cuando se culmine esta labor, según precisó hoy en rueda de prensa el delegado de Medio Ambiente de la Junta en Granada, Francisco Javier Aragón.
Esta situación se une a la acaecida el pasado marzo, cuando la Junta abrió un expediente sancionador por falta grave a las citadas empresas por la acumulación de tierras contaminadas en una zona próxima al arroyo de la Viñuela (en Loja).
Al respecto, Aragón ha asegurado que desde el pasado abril se han realizado diez analíticas de los vertidos por parte de la Consejería de Medio Ambiente, la Agencia Andaluza del Agua, Adif y una empresa externa, que se han basado en 18 parámetros diferentes.
Las conclusiones de estas pruebas confirman «el carácter no tóxico ni contaminante del vertido» y la inexistencia de sustancias que puedan dañar la vida acuática de la zona.
Por su parte, los resultados de las pruebas realizadas a los animales aparecidos muertos en la zona tras los primeros vertidos del mes de marzo también determinan que fallecieron por causas ajenas a la posible toxicidad del agua.
Al respecto, Aragón insistió en que los productos utilizados por la tuneladora en este tramo son «biodegradables» y «los mismos» que los usados en el AVE de Valladolid o el de la Comunidad Valenciana.
Finalmente, ha lanzado un mensaje de tranquilidad a los vecinos de Loja y ha defendido que el consumo de agua para la población «está garantizado y no registra ningún problema».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí