GRANADA, 04 (EUROPA PRESS)
El PP de Granada ha opinado que la reprogramación de obras aprobada por el Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía supone un «nuevo engaño a los granadinos», en cuanto que se están postergando infraestructuras «comprometidas en las pasadas elecciones autonómicas» y calculó que supondrá la «paralización» de proyectos por valor de 60 millones de euros.
Así lo indicó a preguntas de los periodistas el parlamentario andaluz del PP Antonio Ayllón, quien lamentó «el mal comportamiento» de la Junta con una ciudad «tan falta de infraestructuras» como Granada, donde estarán afectadas la variante de Moraleda-Zafayona; Santa Cruz del Comercio-Variante Alhama y la N-323 a Colomera.
También se reprogramarán las actuaciones iniciadas en el Nuevo puente río Genil en Huétor Tájar y la intersección GR-3425 Valderrubio-Pinos Puente, proyectos todos ellos que, según el PP, «ya deberían estar acabados» porque se «adjudicaron en momento de bonanza económica».
Por ello, el parlamentario «popular» criticó los «constantes incumplimientos» de la Junta en materia de infraestructuras granadinas, considerando a su vez que «el único camino para arreglar esta situación» es que se produzca «un cambio» en el Gobierno de la Junta de Andalucía en las próximas elecciones autonómicas.
La Junta incidió en que esta reprogramación no perjudicará a los distintos proyectos del metro que se desarrollan en la comunidad, entre los que se encuentra el de Granada. También aseguró que más de la mitad de los kilómetros que están en ejecución en la provincia (54,16) no estarán afectados por esta reprogramación.
Además, está previsto que en el último trimestre de 2010 y el primero de 2011 comiencen las obras del refuerzo del firme de la A-92 entre los puntos kilométricos 295 y 308, y la interseción de la GR-3425 entre Valderrubio y Pinos Puente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí