GRANADA, 30 (EUROPA PRESS)
La Policía Nacional ha detenido dos veces en una semana en la capital granadina a un individuo acusado de introducirse en varios domicilios por el procedimiento del escalo para robar en su interior, delito por el que ya había sido arrestado en 18 ocasiones anteriores más.
Su primera detención se produjo después de que trepara por las tuberías y accediese a un tercer piso de una vivienda situada en la zona sur de la ciudad, cuando fue sorprendido por su propietario en el momento en que se encontraba abriendo unos cajones del salón de la casa.
Ante la sorpresa, el escalador se dirigió al lavadero y desde ahí se lanzó a la calle, donde cayó sin al parecer presentar ninguna lesión, huyendo rápidamente del lugar, informó la Policía en una nota. El propietario de la vivienda llamó al 091, que difundió de inmediato el comunicado a las dotaciones policiales que se encontraban en la zona.
Por esta razón, una dotación localizó a un individuo que respondía a las características del que había huido de la vivienda y que corría a gran velocidad, interceptándolo unos metros más allá para realizar comprobaciones por si tuviese relación con los hechos.
Puestos los agentes en contacto con el dueño de la casa siniestrada, éste reconoció sin ninguna duda al hombre que estaba con la Policía como el que había escalado y entrado en su vivienda.
Ante estos hechos, los agentes detuvieron hombre y lo trasladaron a dependencias policiales. El grupo de robos de Policía Judicial ha conseguido atribuirle la participación en ocho hechos de esta índole antes de pasar a disposición judicial.
Seis días más tarde, el mismo individuo, que se encontraba en una calle del centro de la ciudad, salió huyendo al encontrarse de frente con una dotación uniformada del Cuerpo Nacional de Policía, y dado que los agentes tenían conocimiento de sus actividades y especialidades, le interceptaron un poco después, dada su actitud sospechosa, interviniéndole un teléfono móvil de última generación y una cantidad de dinero.
Tras diversas gestiones, los policías conocieron que el móvil que estaba en poder del individuo pertenecía a una mujer que vivía en un domicilio en la Avenida de Madrid, y tras encaminarse a la dirección de ésta, comprobaron los hechos. El hombre manifestó a los agentes que había escalado a ese domicilio y había sustraído el móvil. Verificados estos extremos, fue nuevamente detenido y trasladado a dependencias policiales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí