GRANADA, 29 (EUROPA PRESS)
El recién designado por el PSOE como candidato a la Alcaldía de Granada, Francisco Cuenca, se ve capaz de arrebatarle el puesto a José Torres Hurtado (PP) y cree que podrá conseguirlo «desde los barrios». No dejará su puesto como delegado provincial de Economía, Ciencia y Empresa y, por ahora, no ha pensado en permanecer cuatro años en la oposición porque está «convencido» de ganar las próximas elecciones municipales de 2012.
Agradeciendo el respaldo dado a su candidatura por el Ejecutiva local de Granada, que le daba su apoyo unánime el pasado miércoles, Cuenca ha dado su primera rueda de prensa como aspirante a la Alcaldía acompañado por el secretario local del PSOE, José María Rueda, la secretaria provincial del partido, Teresa Jiménez, y por el secretario de Política Municipal de la Ejecutiva Regional del PSOE-A, Juan Manuel Fernández.
A pesar de que las encuestas dan una clara ventaja al PP, el candidato socialista consideró que «es normal» que los ciudadanos le pidan responsabilidad al partido que gobierna en el país, en la Comunidad y en la Diputación, si bien señaló que su papel será el de trasladar a los granadinos la «confianza» de que es posible cambiar una ciudad desde un proyecto «ilusionante» basado en la «cercanía» que «ya está en marcha».
Cuenca, que se autodefinió como un «hombre de barrio» y «competitivo, como hombre de deporte», está seguro de que la política ha de hacerse «con y para la gente», y que es precisamente en esta época «complicada y difícil» en que se necesita el «empuje y compromiso» de todos los sectores. En ese sentido, aseguró que va a trabajar conjuntamente con los empresarios y los emprendedores para definir un futuro que genere riqueza y en consecuencia empleo, que además le han comunicado la «necesidad de cambio» en la ciudad.
«En crisis, la clave es la altura de miras», señaló el socialista, a quien, según dijo, no va a temblarle el pulso en exigir a las administraciones que «miren a Granada», porque lo primero para él «son los granadinos», por encima de otros intereses.
Da un paso al frente en un proyecto en el que no estará «solo», ya que va a contar con el «mejor» equipo, y en el que prevé sacar a la luz la «Granada progresista», para que sus hijos puedan vivir y trabajar en ella en un futuro. «Granada no sólo debe ser considerada como la preciosidad que es, sino que debe representar además una oportunidad para todos los que quieran vivir en ella», manifestó Cuenca, que se va a dejar «la piel» en ello.
Para José Maria Rueda, los socialistas granadinos han superado ya tres de las cuatro fases que habían programado. La primera era la de lograr la movilización del partido y reactivar a la militancia, la segunda era la de recuperar, desde la calle, la confianza de la ciudadanía, la tercera se ha culminado al ponerle rostro al proyecto socialista y la cuarta y última será la de lograr la victoria en la ciudad, para lo que el partido y sus militantes van a emplearse a fondo, de manera que esa sea su «única preocupación».
Tanto Teresa Jiménez como Juan Manuel Fernández coincidieron en que Cuenca es el «mejor candidato» posible para arrancar a la ciudad «la apatía» y el «gris» en los que la ha sumido «la derecha de Torres Hurtado». Fernández trasladó además la felicitación a Cuenca del secretario general del partido a nivel autonómico, José Antonio Griñán, y pidió a los votantes socialistas que acudan a las urnas para acabar con un gobierno municipal «zafio» que «basa su acción política en la confrontación con las demás administraciones».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí