GRANADA, 26 (EUROPA PRESS)
El alcalde de Granada, José Torres Hurtado (PP), ha justificado este lunes la retirada de la placa en homenaje a las víctimas que fueron fusiladas en la Guerra Civil en la tapia del cementerio de San José en el cumplimiento de la normativa municipal al respecto.
En declaraciones a los periodistas, el primer edil ha rechazado las acusaciones de «sectarismo» que contra él han lanzado desde la oposición (PSOE e IU) y ha recordado que un ciudadano no puede «poner un letrero» en los edificios municipales.
«Nosotros tenemos la obligación de conservar los edificios municipales y además el reglamento del cementerio prohíbe expresamente cualquier tipo de colocación de placa», señaló Torres Hurtado, que mantuvo que el equipo de gobierno sólo se ha limitado a cumplir las normas que el propio Ayuntamiento ha elaborado.
La placa fue instalada el pasado 20 de julio en un homenaje a las más de 3.900 personas que fueron fusiladas en el muro, que está previsto que sea declarado por la Junta de Andalucía como «lugar de memoria» en el plazo de un año. Más de un centenar de personas, entre ellas muchos nietos de aquellos que fueron asesinados en lugar, asistieron al acto.
Después de la intervención de representantes de la Asociación de Memoria Histórica, el comisario de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía, Juan Gallo, y de integrantes del Foro por la Memoria se instalaron dos placas en recuerdo de las víctimas con los colores de la bandera tricolor republicana, que los participantes confiaban entonces en que no fueran retiradas como lo fueron el pasado año por el Ayuntamiento de Granada.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí