GRANADA, 19 (EUROPA PRESS)
El grupo «popular» en la Diputación de Granada ha acusado este lunes al equipo de gobierno en la institución (PSOE e IU) de ser un «referente» de «derroche y despilfarro», «totalmente insolvente» y de promover una «política sectaria». Así lo ha señalado el portavoz del PP, José Antonio Robles, quien ha considerado «manifiestamente mejorable» la gestión de Antonio Martínez Caler como presidente.
En opinión de Robles, Martínez Caler está «totalmente desmotivado» y «si le queda alguna motivación es la de ser el ariete de los alcaldes del PP». «Martínez Caler tiene en el vértice de sus prioridades sus intereses personales y políticos, después los intereses del PSOE y en la base los intereses de los ciudadanos de Granada», ha manifestado.
Robles ha hecho repaso de algunas de las decisiones adoptadas por el equipo de gobierno, y ha criticado que en el proceso de Concertación sean los alcaldes socialistas los «más beneficiados» frente a los alcaldes del PP, que son sometidos a «castigo»; y censurado que en el presupuesto del año sólo se hayan ejecutado el 31 por ciento de las inversiones previstas. Esa cifra se contrapone, ha dicho, con los más de 1,2 millones de euros programados para «publicidad y propaganda», que se han ejecutado en su práctica totalidad.
Asimismo, se ha referido a que la «insolvencia» de la Diputación ha llevado a ocho ayuntamientos a renunciar a las ayudas por los daños del temporal –entre ellos Torvizcón, Iznalloz, Soportújar o Lanjarón– porque no pueden asumir la financiación y ha lamentado que haya acabado con el programa «Vamos de Marcha» dirigido a los mayores de los pueblos. También ha criticado Robles la política medioambiental de la institución, la gestión en Visogsa, el recorte del plan de instalaciones deportivas, la situación de los centros sociales o la política de personal del equipo de gobierno.
Sobre los socios de gobierno, IU, el portavoz de los «populares» ha dicho que son «meros comparsas» del PSOE, «enganchados a la teta de la vaca» y «totalmente entregados». En ese sentido, ha censurado que aún no se tengan noticias de qué va a pasar con el Centro José Guerrero, y si la diputada provincial de Cultura, María Asunción Pérez Cotarelo, mantiene o no reuniones al respecto, teniendo en cuenta que el comodato concluye el 31 de diciembre, y ha vuelta a criticar que la Diputación financie la campaña «El impulso útil».
El PP, ha afirmado Robles, «seguirá trabajando» puesto que el «problema» de la Diputación, a su juicio, «no es de personas, sino de que el proyecto socialista está agotado». Por ello, y a pesar de que le han sido rechazadas 30 de las 35 mociones presentadas en este último año políticos, los «populares» seguirán presentando iniciativas a pleno, las próximas relacionadas con la puesta en marcha de un plan especial de inversión, un plan de optimización de recursos en los centros sociales de la provincia y la convocatoria de un pleno extraordinario para retomar el debate del estado de la provincia.
Para la secretaria general del PP, Luisa García Chamorro, la Diputación es una «sucursal» del grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Granada y una «extensión mala» de la sede del PSOE, porque «se ha convertido en la principal oposición» al alcalde de la capital, José Torres Hurtado. A su entender, ya es palpable el «nerviosismo» en los plenos de Diputación porque los socialistas «saben» que el PP «va a ganar la joya de la corona del socialismo en Granada» –la institución– en las próximas elecciones».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí