GRANADA, 16 (EUROPA PRESS)
Un grupo de músicos, políticos granadinos y vecinos del barrio del Zaidín han protestado este viernes a las puertas del Ayuntamiento de Granada para protestar por el recorte de presupuesto que ha hecho el equipo de gobierno al Festival de Rock, que, considerado como el decano de los gratuitos en España, cumpliría este año su 30 aniversario.
En la concentración, en la que han participado poco más de una veintena de personas, el representante de la comisión de rock de la asociación de vecinos, Manuel Puertollano, consideró que a la corporación que lidera José Torres Hurtado «no le interesa» que el festival siga viviendo, a pesar, dijo, «del evento más rentable de la ciudad», porque es «en el que menos se invierte y al que más público asiste».
El granadino José Ibáñez, un músico heavy metal con parálisis cerebral apodado «Carromato», también ha querido secundar la protesta, en la que ha recordado que el «rock and roll» «también es cultura», como la Semana Santa, y ha pedido a los políticos «que no se cepillen» el festival, como ya ha ocurrido con el caso del Piorno Rock de Pinos Puente.
A la concentración también han asistido varios concejales socialistas y de IU en el Ayuntamiento de Granada, entre ellos Isidro Olgoso (PSOE), que ha acusado al alcalde de «cargarse» un festival «que no es acorde con su estética» y de discriminarlo con respecto a otros festivales que sí cobran entrada, como el «Retroback», de cine clásico.
También el delegado provincial de Cultura, Pedro Benzal, que ha anunciado que el Gobierno andaluz sí mantendrá su aportación al festival de rock, ha criticado que el regidor granadino desoya a los jóvenes y le ha pedido que gobierne para «todos los granadinos, no sólo para los del PP».
Durante la protesta, en la que algunas personas han tocado instrumentos musicales, los participantes han exhibido esquelas anunciando la «muerte» del festival a manos del «homicida» Torres Hurtado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí